Cinque Terre

José Yuste

[email protected]

Analista financiero.

Bartlett desatado: “es un atraco de la IP”; cálculos por indemnización multimillonarios

Manuel Bartlett está dejando a los más radicales de la 4T como la madre Teresa de Calcuta.

La semana pasada ya había prendido todas las alertas de empresarios nacionales y extranjeros, al radicalizar el discurso de la 4T y dejar en claro que “no vamos a indemnizar a nadie”. Y ahora, viendo las llamas, todavía le echa más gasolina a la hoguera: “es un atraco lo que hacen los privados”.

En una carta a la opinión pública, el director de la Comisión Federal de Electricidad, como haciéndose el turista, dice que no está polarizando ninguna discusión (jaja, ¿y decir que no va a indemnizar qué es?). Y ataca, otra vez, contra el Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

El CCE, el máximo órgano cúpula de los empresarios, respondió que Bartlett va contra la Constitución. Y solicitó un diálogo propositivo.

El director de la CFE hasta revirtió los papeles: “El Consejo Coordinador Empresarial sólo se va a la descalificación apocalíptica”.

En su carta de ayer, a la opinión pública, Bartlett va de lleno contra las sociedades de autoconsumo, promovidas desde 1992, y refrendadas en la reforma de 2013. Desde Femsa, Cemex, Bimbo, por decir las más conocidas, que tienen generación propia para su autoabasto, mediante generación más limpia, con energía eólica o fotovoltaica.

Para Bartlett ello es una farsa. Y ahí viene el sello de la casa, el de la 4T, cuando ven un problema, en lugar de quitar la rama del árbol, podan todo el bosque.

Quizá haya grandes empresas que se aprovecharon del autoabasto y terminaron vendiendo su electricidad. Es posible. Que las sancionen, pero no quiten un esquema productivo, generador de energía más barata y limpia.

“En mi análisis del sistema demostré, entre otras cosas, que mediante las sociedades de autoconsumo los grandes consumidores de este país no pagan ni la red ni a la CFE, con daño patrimonial, que se constituye en monopolios privados mediante sociedades ficticias, en fraude a la ley”, dice Bartlett en su carta. Y remata: “es un atraco a la nación”.

Cuando Rocío Nahle, secretaria de Energía, salió a defender la reforma eléctrica no buscó el enfrentamiento con el sector privado. Habló de un mejor sistema, y eso sí, también criticó al autoabasto.

Desde que Bartlett tomó las riendas del cabildeo, se polarizó toda la discusión.

Las declaraciones del director de la CFE han provocado toda clase de análisis y posturas sobre los costos de la expropiación. Citibanamex se queda en la media de los costos: calcula 85 mil millones de dólares de costos por la expropiación. Esto sería ocho veces más que el costo de la cancelación del Aeropuerto de Texcoco.

Hay quien dice que la 4T está jugando al policía bueno y al malo, donde Bartlett, desde luego, es el malo. Pero a nadie le conviene una polarización de esta magnitud.

Los costos en inversión y en indemnizaciones serán muy altos.


Este artículo fue publicado en Excélsior el 21 de octubre de 2021. Agradecemos a José Yuste su autorización para publicarlo en nuestra página.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password