Cinque Terre

Arouet

Avelina Lésper, el “arte” de Frida Kahlo y Yoko Ono, y la furia del espray

El arte refleja al tiempo y lo trasciende, vale decir, es la expresión creativa de una circunstancia histórica y simultáneamente un registro que permite comprender las circunstancias históricas humanas.

Gente poderosa de la Edad Media pretendió en el retrato la posteridad y el artista que lo retrató, también; el recurso persistió al través del tiempo (sobre todo antes de la llegada de la fotografía) y ahora sabemos de la existencia de grandes retratistas, incluso a veces por encima de los personajes plasmados en el lienzo.

Pero si el arte es hijo de su tiempo y -como ocurre con toda la creatividad humana- no todo lo que se hace es arte ni aunque lo pretenda. También hubo basura y existieron farsantes hace 500 años en Europa Occidental, con esto quiero decir que el arte, aunque sea hijo del tiempo, transgrede sus barreras porque no todo lo que se hace ahora por ejemplo con el arte, es arte por la simple razón de que su creador lo diga, ni deja de serlo porque alguien lo descalifique. El arte es más complejo que la caricatura con la que se ha querido cuestionar a Avelina Lésper cuando se le dice que no se encuentra en sintonía con la actualidad. Y es una caricatura no solo por los términos antedichos entre el tiempo y el arte, sino porque quienes enarbolan ese estandarte ignoran -eso son, ignorantes- la producción artística en el mundo contemporáneo. Si al arte no lo define la técnica empleada (la que sea), como en el realidad no lo define, el grafiti puede tener la creatividad y la sensibilidad para trascender en el tiempo, precisamente en este caso, porque deviene en una memoria de las ciudades o los barrios. Para decirlo rápido: del mismo modo que unos huacales con zapatos no pueden ser considerados arte, el rocío multicolor del espray con más proclamas que comunicación y diálogo, no puede considerarse arte. Les guste o no a los grafiteros mexicanos, y aunque se enojen y agredan. Pobres, no pueden trascenderse ni a ellos mismos como para siquiera atreverse a hacer arte. Lo suyo es una tienda del Oxxo intervenida, un “mural” de cerveza sol, no exagero, y cubetas multicolores para representar que en el país escasea el agua. Solo hay que tener buenas relaciones personales y hablar así como un castellano con acento extranjero y vestir de forma estrafalaria. Si pudo hacerlo Yoko Ono o Frida Kahlo, cualquiera cree que puede hacerlo

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password