Cinque Terre

José Yuste

[email protected]

Analista financiero.

Autónomos, el apoyo que la 4T necesita; INE, en T-MEC; Cofece, en medicamentos

El presidente López Obrador ha criticado fuerte a los órganos autónomos. Pero son el Instituto Nacional Electoral y la Comisión Federal de Competencia Económica los que, por su credibilidad y mandato, están sacando temas clave para la 4T.

El Instituto Nacional Electoral, presidido por Lorenzo Córdova, esta semana será un observador creíble en la elección de la planta de Silao, de General Motors, donde la 4T se juega parte del futuro del acuerdo comercial con EU, el T-MEC.

En el T-MEC, Estados Unidos impuso como condición para aceptar exportaciones mexicanas el tener elecciones laborales creíbles. Es el famoso mecanismo de Respuesta Rápida.

Los estadunidenses pidieron revisar la elección de Contrato Colectivo de la planta de Silao, de GM en Guanajuato.

La primera elección de abril fue un desastre. Sólo faltó el ratón loco.

Ante la inconformidad de la Representación Comercial de la Casa Blanca, la Secretaría del Trabajo actuó.

Fue Luisa María Alcalde, titular de esa cartera, quien propuso como observador de las elecciones una institución de credibilidad: el INE.

Y el sindicato de General Motors propuso como observador a la Organización Internacional del Trabajo.

Este martes y miércoles se llevará a cabo la elección por el Contrato Colectivo y su titularidad en Silao, con dos observadores: el INE y la OIT.

Después de todas las críticas del presidente López Obrador al INE, ¿quién lo diría?

COFECE, MULTA HISTÓRICA A DISTRIBUIDORES DE MEDICAMENTOS

Pero no fue el único caso. La Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece), después de una investigación exhaustiva, multó de manera histórica a distribuidoras de medicamentos. Sí, las mismas con las que la 4T no ha podido.

La Cofece, presidida por Jana Palacios, sancionó a Casa Marzam, Casa Saba, Fármacos Nacionales (Fanasa), Nadro y Almacén de Drogas, y a 21 personas físicas, por prácticas monopólicas absolutas en la distribución de medicamentos.

Hasta se multó a la Asociación de Distribuidores de Productos Farmacéuticos de la República Mexicana (Diprofar).

La multa impuesta fue por 903 millones 479 mil pesos, así como la inhabilitación de 10 directivos de las empresas.

La Cofece encontró toda clase de modus operandi. Desde los “Días de descanso”, donde Almacén de Drogas, Casa Saba, Fanasa, Marzam y Nadro, ayudados por Diprofar, no abastecían esos días a las farmacias. Y las medicinas, mágicamente, subían de precio.

También por la operación “Comité de crédito”, donde Almacén de Drogas, Casa Saba, Fanasa, Marzam y Nadro se coludían para distribuir de manera acotada a farmacias, según sus créditos con las distribuidoras.

Por la práctica “Descuentos limitados”, donde Almacén de Drogas, Casa Saba, Fanasa, Marzam y Nadro imponían un tope en los descuentos. Así, las farmacias no podían competir con precios por los clientes.

La Cofece resultó la mejor aliada de la 4T en su cruzada contra las distribuidoras de medicinas, pues el gobierno de plano no pudo con ellas y mejor las recontrató.

En lo dicho, los autónomos funcionan y funcionan bien.

Este artículo fue  publicado en Excélsior el 17 de agosto de 2021. Agradecemos a José Yuste su autorización para publicarlo en nuestra página.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password