Cinque Terre

Ingrid Motta

[email protected]

Ingrid ha sido reconocida en varias ocasiones como una de las 100 mujeres más poderosas en los negocios por la revista Expansión, una de las 45 líderes de mercadotecnia por la revista InformaBTL, así como una de las mujeres más influyentes en el campo de la tecnología por el periódico El Universal.

Apple, Facebook y Amazon vs. coronavirus

Como todos sabemos, China es el país más poblado del mundo. Ser el lugar donde se dio el primer caso de coronavirus en el mundo sentó las bases para que la enfermedad se convirtiera en una tragedia que se salió en un inicio de control y con crecimiento exponencial.

Ahora que el COVID-19 se ha expandido a diferentes países, las redes sociales y plataformas tecnológicas juegan un papel fundamental como enlace informativo y puesta en marcha de estrategias de comunicación para coordinar a todos los habitantes del planeta y frenar la pandemia.

Facebook, como compañía, sería el país más poblado: 2 mil 900 millones de personas usan algún servicio de la empresa, por lo que, ante la emergencia actual uno de sus objetivos es prohibir y eliminar anuncios que alienten la desinformación u ofrezcan productos milagro que dicen curar o prevenir el coronavirus. Asimismo, la empresa está moderando en los foros de Facebook información falsa sobre brotes de contagio para evitar que esto los ponga en riesgo.

Por su parte Amazon ha estado eliminando el aumento de precios en productos como tapabocas y geles desinfectantes, argumentando un problema de ética de proveedores que están aprovechando la emergencia para su enriquecimiento, a la vez que desinforman a la población creando una necesidad ficticia de suministros médicos a los que también integran un sobreprecio.

En Italia, país que más ha padecido el brote de COVID-19, las autoridades han abierto investigaciones hacia medios de comunicación y sitios de internet que están sobrevalorando productos de aparente protección contra el virus. De acuerdo con la firma de investigación de mercado global Nielsen, esos productos han subido nueve veces con respecto al mismo periodo del año anterior y se estima que esta tendencia seguirá en ascenso debido a la desinformación a la que está siendo sujeta la población de ese país.

El coronavirus nos reseteó

Mientras se miden las afectaciones de salud a causa del COVID-19 en la población mundial, las grandes tecnológicas están uniéndose para llegar a acuerdos sobre cómo disminuir el daño que ha hecho a sus negocios, ya que todas ellas dependen de la mano de obra china y se han visto afectadas por la imposición de restricciones en aquel país, en donde millones de personas entraron en cuarentenas masivas cerrando plantas de producción.

Apple, Facebook, Amazon, Microsoft y Google han perdido colectivamente alrededor de 230 mil millones de dólares en valor como parte de la caída más grande del mercado a partir del anuncio del aumento de casos de coronavirus, lo que enfatiza los temores de una desaceleración económica mundial.

En todos los casos, las grandes compañías tecnológicas han reducido sus objetivos de ingresos de cara a la epidemia. Amazon, por ejemplo, depende fuertemente del comercio electrónico entre Estados Unidos y China, y está aprendiendo una fuerte lección al almacenar artículos de proveedores chinos en otras partes del mundo, para evitar nuevas interrupciones en sus ventas.

El impacto económico que los mercados mundiales están sufriendo nos confirma la trascendencia de la globalización, no solamente en cuanto al intercambio de productos, sino también al flujo de capital humano basado en profesionales altamente capacitados que colaboran en reciprocidad con diferentes países en lo laboral y académico.

Esperemos que pronto el coronavirus y sus efectos sean controlados, y que el mundo encuentre una cura para este y todos los virus sociales que se aprovechan de nuestras propias debilidades como sociedad.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password