Cinque Terre

José Yuste

[email protected]

Analista financiero.

Con el apagón… urge transmisión; Economía se olvidó de Nafin y de Banobras

Ayer, un solo trabajador, por accidente, dejó sin energía eléctrica a los estados de Yucatán, Campeche y Quintana Roo. El 63% de los usuarios de esos estados se quedaron sin luz, es decir, 1.3 millones de personas afectadas. La CFE explicó el problema. Un único trabajador tuvo un accidente en la subestación de Ticul.

Tan sólo vea, si una sola persona puede originar tal nivel de apagón, entonces estamos ante un problema serio de transmisión de energía eléctrica.

No ha sido el único apagón en la península de Yucatán. Ya han sucedido otros dos en los últimos años y, de igual manera, por las explicaciones más extrañas: una fue por la quema de maleza, también en la transmisión de Ticul a Escárcega. Y el otro apagón, por un incendio en un cañaveral.

Lo único que muestran estos apagones es la falta de inversión en la Red Nacional de Transmisión. Sólo hay una que conecta a todo el sureste.

La Comisión Federal de Electricidad, dirigida por Manuel Bartlett, está construyendo otra red alterna a la existente. Otra carretera. Pero se está tardando.

Y hay proyectos, tanto de llevar gas como de generación eléctrica. El gobernador de Yucatán, Mauricio Vila, nos recordó que van en marcha dos centrales de generación de electricidad en su estado. Una en Mérida, de ciclo combinado, la Mérida IV, con una capacidad de 499 MW, y una inversión de 454 millones de dólares. Y la otra, también de ciclo combinado, en Valladolid, con una capacidad de generación de 1,020 MW, y con una inversión federal de 762 millones de dólares.

Ambas operarían con gas y agua. El problema es que todavía no llega el gas a la península. Cuando el gas natural llegue, hará la diferencia: la industria podría instalarse en aquellos estados.

La Comisión Federal de Electricidad invierte 4,500 millones de dólares en infraestructura para transportar 400 millones de pies cúbicos diarios (hoy se tienen apenas 150 millones de pies cúbicos diarios), provenientes del gas del sur de EU.

Esas inversiones se están tardando. La Red Nacional de Transmisión sigue endeble para llegar al sureste y apenas van en marcha la nueva inversión en otra red de transmisión, la infraestructura para transportar el gas y las nuevas centrales de ciclo combinado. A la CFE le urge apurarse porque los apagones en Quintana Roo, Campeche y Yucatán son cada vez más seguidos.

ECONOMÍA: ALTÁN NO VIOLA T-MEC, AUNQUE SE LE OLVIDÓ…

Un buen mensaje, pero incompleto o mal redactado fue el de la Secretaría de Economía. La dependencia a cargo de Tatiana Clouthier, al hablar de Altán Redes, la empresa que el gobierno entró a salvar, se refirió al financiamiento de la banca de desarrollo. Sólo mencionó a Bancomext en el crédito de 161 millones de dólares que dará la banca de desarrollo a Altán. Se olvidó que es un financiamiento donde también participan Nafin y Banobras.

El mensaje que buscó enviar la Secretaría de Economía es que el salvamento de Altán Redes no viola el T-MEC, en particular el Capítulo 18 de Telecomunicaciones. Empresas privadas de telecom estaban nerviosas sobre la posible intención del gobierno de darle prioridad a la red compartida sobre los competidores privados, lo cual sería desastroso. Esperemos que se respete el T-MEC y que la Secretaría de Economía no omita mencionar a los bancos de desarrollo en sus comunicados.


Este artículo fue publicado en Excélsior el 23 de junio de 2022. Agradecemos a José Yuste su autorización para publicarlo en nuestra página.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password