Cinque Terre

José Yuste

[email protected]

Analista financiero.

Antiinflación con corporativos: Bimbo; Bachoco hasta con Kimberly de X. González

El programa antiinflacionario fue encargado por el Presidente a Tatiana Clouthier, secretaria de Economía, pero sobre todo a Rogelio Ramírez de la O, secretario de Hacienda, a quien el mandatario le guarda confianza. Y la propuesta de los secretarios fue clara: irse con los grandes corporativos, sí con los fifís, conservadores, usuarios de autoabasto eléctrico, etc. Bueno, de los grandes empresarios a quienes se les pide un sacrificio en sus precios, hasta se encuentra Claudio X. González Laporte, presidente patrimonial de Kimberly Clark de México.

Claudio X. González el Presidente lo ha mencionado en innumerables ocasiones como un opositor a su proyecto, sin embargo, esta vez, le pasaron la charola para el programa antiinflacionario. Y va a cooperar.

TAMBIÉN APORTARÁN LALA, ALPURA, LA MODERNA, GRUMA Y MINSA

Serán 24 productos. Los 24 bienes estrella de los principales corporativos mexicanos con productos en la canasta básica tendrán un precio tope. El presidente López Obrador les está pidiendo un sacrificio en ganancias a los grandes corporativos, con tal de evitar una mayor inflación en la mitad de los productos que conforman la canasta básica.

Bimbo le pedirán en el pan blanco. A Bachoco en el huevo. A Lala y Alpura en la leche entera. A SuKarne en la carne de res. A La Moderna en las Galletas Marías. A Gruma y Minsa, en las tortillas.

Aquí no importa si los presidentes de los corporativos Daniel Servitje, Javier Bours, Eduardo Tricio, Jesús Vizcarra, Juan González Moreno o Altagracia Gómez están de acuerdo o no con el programa. Es una aportación empresarial.

El consuelo para muchos empresarios: es mejor esto que el control de precios generalizado.

Kimberly Clark de México, desde luego, se le pedirá papel higiénico a precio tope (ya ve que la escasez del papel higiénico es sinónimo del apocalipsis). Será la aportación de Kimberly Clark, el corporativo presidido por Claudio X. González, a quien un día critican y al otro, también.

RESPUESTA POLÍTICA DE CORTO PLAZO

El programa antiinflacionario se dará a conocer el próximo miércoles. Se han mantenido pláticas con los directivos de las empresas, sobre todo en Palacio Nacional.

¿Funcionará? Desde luego, será un tope al aumento de precios y, por ejemplo, si la tortilla de Gruma y Minsa es más barata que las de tortillerías, sí jalará el precio hacia abajo… con un problema. Gruma y Minsa lo podrán soportar por su flexible estructura de costos. Las tortillerías, al ser pequeños negocios, con costos fijos, ¿podrán aguantar un precio a la baja?

Se sabe que el presidente López Obrador lo hace como una respuesta a la inflación importada y la disrupción en cadenas de valor provocada por la pandemia. La última inflación registrada (la de la primera quincena de abril) fue la anual más elevada en 21 años, de 7.7 por ciento.

El gobierno obradorista está tratando de hacer algo para frenar la galopante inflación, sólo que tener 24 productos fijos de grandes empresas, no será la solución a las presiones de los sectores productivos.

Sin políticas sectoriales, que vean el tema de los costos, la inseguridad y los problemas de escasez de bienes intermedios, los precios seguirán presionados.


Este artículo fue publicado en Excélsior el 02 de mayo de 2022. Agradecemos a José Yuste su autorización para publicarlo en nuestra página.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password