Cinque Terre

José Yuste

[email protected]

Analista financiero.

Vienen amparos, paneles en el T-MEC y electricidad cara y sucia

Para asombro de todos, México regresa al monopolio de Estado en la generación eléctrica. Ayer, la Suprema Corte de Justicia, mediante la votación de cuatro ministros, declaró constitucional la Ley de la Industria Eléctrica que el gobierno de López Obrador había enviado desde 2019, y estaba detenida por ir contra la Carta Magna.

ADIÓS A LA COMPETENCIA PRIVADA

La Ley de la Industria Eléctrica, avalada ayer por la Corte, va en contra de la competencia en la generación eléctrica, al darle a la Comisión Federal de Electricidad, la empresa paraestatal, prioridad sobre cualquier otra empresa privada.

La prioridad a la CFE se hace mediante el despacho eléctrico, llevado adelante por el Centro Nacional de Control de Energía(Cenace), donde los criterios para comprar energía en el país cambian. De comprar la más eficiente, competitiva y limpia, pasan a comprar la más “segura y confiable”.

Así, el despacho eléctrico primero y, antes que nadie, le comprará la energía a la Comisión Federal de Electricidad, sin importar si es la más económica, eficiente o limpia. Y ya hasta al último, después de haber adquirido la electricidad de plantas de la CFE, entonces vendrán las hidroeléctricas privadas y las renovables (solar y eólica).

Esto producirá energía más cara para todos los mexicanos, y más sucia. Además, la CFE al no tener que competir se convierte en un monopolio de Estado sin incentivos para ser más productiva.

Y acaba con la competencia, con el mercado eléctrico mayorista, y con las futuras inversiones privadas en el sector.

INDEMNIZACIONES, AMPAROS, CEL

El otro problema son los bonos de Certificados de Energías Limpias, los CEL, que podían financiar energías renovables. Ahora, la CFE podrá participar en los CEL, aunque su generación sea con centrales previas al 2014, es decir con energía contaminante.

Y vienen los problemas con privados e internacionales. Esta Ley de la Industria Eléctrica cambia las reglas de inversión. Vendrán las decenas de amparos de privados, pero también los problemas en el T-MEC: Estados Unidos (Representación Comercial de la Casa Blanca) ya fue clara al señalar que, de entrada, le preocupaban 10 mil millones de dólares de inversiones estadounidenses. Pero hay análisis serios, donde se considera que la indemnización podría ser de entre 45 mil millones y 85 mil millones de dólares (análisis de México Evalúa). Así de grave es lo aprobado por la Corte.


Este artículo fue publicado en Excélsior el 08 de abril de 2022. Agradecemos a José Yuste su autorización para publicarlo en nuestra página.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password