Cinque Terre

Carlos Urdiales

[email protected]

AMLOdipino VIP

El amlodipino es un fármaco que se usa para tratar la hipertensión y la enfermedad de las arterias coronarias. Andrés Manuel López Obrador repartió muestras de amlodipino político para tranquilizar al Consejo Mexicano de Negocios.

En menos de 24 horas, las mujeres y hombres de negocios más importantes de este país, responsables de parte sustantiva del PIB nacional y de millones de empleos, sentaron ante sí a los cuatro candidatos a la Presidencia para dialogar, a puerta cerrada, con cada uno de ellos.

En orden desfilaron Jaime Heliodoro Rodríguez, José Antonio Meade, Andrés Manuel López Obrador y Ricardo Anaya. La verdadera cúpula de cúpulas del sector privado en el país, conformada por 50 magnates, salió de la sombra en que los capitanes acostumbran a moverse.

AMLO los sacó a la luz de los reflectores por los múltiples temores que en ellos despierta; los obligó a invitar a todos por corrección política; todo para que ellos y él pudieran limar las asperezas que, por las maneras y generalizaciones del tabasqueño, se produjeron en esa relación que para todo político conlleva tensiones, desencuentros y arreglos institucionales.

De las cuatro encerronas, fue la de AMLO la más larga, la que mayor expectativa despertó, la que más cobertura mediática en el búnker empresarial congregó. En declaraciones a la prensa, tanto López Obrador como Juan Pablo Castañón, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (que de las cuatro citas, sólo acudió a la de AMLO), coincidieron en el resumen.

Hubo un diálogo franco y constructivo, amplio, donde ventilaron preocupaciones por promesas-amenazas de campaña, como revertir las reformas Energética y Educativa, la cancelación del nuevo aeropuerto. Sobre las descalificaciones con que el candidato de Morena les atizó en semanas previas, los empresarios pudieron explicarle lo que en materia de responsabilidad social y cariz altruista hacen y no presumen.

Quedaron en trabajar juntos y López Obrador reconoció lo obvio: que sólo con inversión pública este país no avanzará hacia donde promete, en caso de ganar.

La dosis de amlodipino político que el Consejo Mexicano de Negocios recibió por parte de López Obrador es oportuno, por su avance en encuestas justo cuando el TLCAN cruje por las impertinencias de Donald Trump y que detonó imponiendo aranceles fuera de toda regla, con la consecuente reacción mexicana de medidas espejo y el peso depreciándose.

Hoy, México enfrenta dos grandes incertidumbres ¿ganará López Obrador? ¿el TLCAN sobrevivirá? o tres, si agregamos: ¿llegaremos al quinto partido?

La conjunción de las dos primeras ha golpeado a nuestra moneda, que pasa por niveles no vistos desde febrero de 2017; pero más allá del sube y baja cambiario, está en juego el magnetismo nacional para que de adentro y afuera inviertan y hagan crecer nuestra economía a niveles de desarrollo social. Con o sin TLCAN 2.0, con Trump reelecto o despedido, gane quien gane el 1 de julio.


Este artículo fue publicado en La Razón el 7 de junio  de 2018, agradecemos a Carlos Urdiales su autorización para publicarlo en nuestra página.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password