Cinque Terre

José Yuste

[email protected]

Analista financiero.

AMLO y Nahle, certeza a energía; telefónicas piden crecer

López Obrador y Rocío Nahle por fin lanzaron lo que espera el mercado: certeza en la apertura energética. Abiertamente le dijeron a los empresarios energéticos: respetaremos los 110 contratos firmados por la administración de Peña Nieto de las rondas energéticas que significaron la apertura del sector, siempre y cuando estén cumpliendo con sus bases y compromisos. El mensaje fue positivo, de certeza jurídica.

Y eso sí, el Presidente electo y su secretaria de Energía pidieron a cambio que les ayuden en lo que consideran su prioridad, elevar la producción de petróleo del país.

RESPETARÁN LOS 110 CONTRATOS DE PEÑA, AUNQUE REVISÁNDOLOS

Los asistentes a la reunión hablan de cordialidad, y desde luego de un golpe de confianza al sector energético. Ya se había tenido un primer rasgo de que los 110 contratos energéticos se iban a mantener al comprometerse con el TLCAN a brindar certeza jurídica en esos contratos, en particular con las inversiones estadunidenses. Pero lo de ayer confirma el hecho, y sí la apertura energética, la que se dio en las distintas rondas de licitaciones para aguas profundas y someras, va a respetarse.

PRÓXIMO GOBIERNO, POR PRODUCIR MÁS PETRÓLEO

Ojo, esto no quiere decir que AMLO y Nahle se retiren de su objetivo, el que Pemex vuelva a la producción y exploración, con la intención de elevar la producción de crudo de 1.7 millones de barriles diarios a 2.5 millones de barriles diarios, y así poder contar con el combustible suficiente para poder refinar (ahí sigue la intención de construir la refinería de Dos Bocas, en Tabasco, el estado natal de López Obrador que ha visto decrecimientos económicos y violencia desde que Pemex se salió de la entidad).

AMLO Y NAHLE DAN CERTEZA, PERO PIDEN ACELERAR INVERSIONES

Y otro dato, que es loable del nuevo gobierno, es exigirle a los empresarios energéticos que cumplan con sus compromisos de inversiones y las bases de los contratos. Incluso, la exhortación de López Obrador y Nahle a los empresarios fue de acelerar la inversión a la que se comprometieron. “A cinco años de la Reforma Energética, las metas no se han cumplido como se espera”, dijo Nahle. Tiene razón.

ELIMINAR TRABAS DE CNH, CRE Y AGENCIA DE SEGURIDAD

Por ello dijo que a los empresarios del sector energético los va a apoyar al desburocratizar las trabas con las que se han topado. Para ello, Nahle, desde la Secretaría de Energía, platicará con la Comisión Nacional de Hidrocarburos (Juan Carlos Zepeda), con la Comisión Reguladora de Energía (Guillermo García Alcocer) y la Agencia de Seguridad, Energía y Ambiente (Carlos de Regules Ruiz-Funes). La intención es quitar los trámites burocráticos que impiden un mayor ritmo de inversión energética.

En la reunión, por parte del gobierno entrante, también estuvieron Alfonso Romo, jefe de la Oficina de la Presidencia de AMLO, así como Octavio Romero, próximo director de Pemex. Debemos decir que Rocío Nahle, en el periodo de transición, ha dejado una impresión interesante, por un lado exigiendo lo que quiere para Pemex, que vuelva a producir más y que vaya a aguas someras donde puede hacerlo, y por el otro lado, sí respetando los contratos de apertura energética, pero exigiéndoles que cumplan con los compromisos de inversión. Una buena señal, en un tema que faltaba mucha certeza.

TELEFÓNICA Y AT&T PIDEN INCENTIVOS PARA CRECER

La reunión de la Canieti sirvió para sentir el pulso de la industria telefónica. Ahí Carlos Morales, director de Telefónica, dijo que la reforma en telecomunicaciones empezó valiente y agresiva, pero no todas las medidas han sido acertadas.

Criticó la falta de un mercado más balanceado. Como prueba un botón: los cobros por derechos de espectro, que es el pago que se realiza al gobierno, y ahí lanzó datos que lo muestran: “Movistar factura alrededor de 30 mil millones de pesos al año, y se paga 8,000 millones de pesos por espectro”. Es decir, el 25% de los ingresos de Movistar se van a pagar espectro, en lugar de poderlos destinar a la creación de infraestructura como antenas.

Por el mismo tenor estuvieron las declaraciones de Kelly King, director de AT&T, quien recordó que los principales pendientes de la reforma son los incentivos para poder desplegar más fibra óptica e infraestructura, así como un mejor ambiente para la competencia local y fortalecer a los nuevos competidores que todavía son pequeños en el mercado a pesar de los ritmos de inversión.

Ahí están los retos para la nueva competencia telefónica. Telefónica ya ha invertido 13 mil millones de dólares. AT&T ha invertido siete mil millones de dólares. Y sienten que debe existir una mejoría regulatoria para que puedan crecer en México… y mantenerse en el país.


Este artículo fue publicado en El Excélsior el 28 de septiembre de 2018, agradecemos a José Yuste su autorización para publicarlo en nuestra página.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password