Cinque Terre

José Yuste

[email protected]

Analista financiero.

AMLO y mercados, el idilio puede terminar

Un comentario común en las mesas de análisis de bancos y casas de consultoría es que el tipo de cambio no se ha movido frente a las elecciones presidenciales, y en particular frente a la posible llegada de López Obrador a la Presidencia.

La cotización del peso mexicano ha vivido un par de meses con relativa calma. Incluso, si vemos lo sucedido en las dos últimas semanas, tanto la colocación de mil 500 millones de dólares de la Fibra E del aeropuerto (que López Obrador ha cuestionado), así como la asignación de 16 contratos de la última Ronda 3.1 de la Reforma Energética (que también el candidato de Morena ha cuestionado),  los inversionistas no creen que el político tabasqueño vaya a revertir la construcción del aeropuerto o la Reforma Energética, o bien, creen que es un ardid electoral.

GOLDMAN SACHS: AMLO PUEDE LLEGAR PERO…

Lo cierto: López Obrador, de seguir en contra del aeropuerto, en contra de la Reforma Energética, de querer revertir la Reforma Educativa, va a poner a los mercados en su contra.

Acabamos de ver el análisis de Goldman Sachs, donde el banco de inversión considera que López Obrador sí puede ganar las elecciones presidenciales, que lleva mucha ventaja, con más de 20 puntos en una campaña mucho más corta, de más de tres meses. Goldman Sachs dice que los riesgos de llegar López Obrador a la Presidencia son afectar la inversión y colocar mal los recursos públicos.

Señala que no pondría en riesgo la postura fiscal de corto plazo ni la autonomía del Banco de México. Pero sí traería la posibilidad de contraer las reformas económicas, afectaría las inversiones y, en el mediano plazo, vendrían problemas fiscales.

REVERTIR REFORMA ENERGÉTICA NO, PERO SÍ HACERLA TORTUOSA

La parte interesante de Goldman Sachs es cuando habla de la posibilidad que tiene López Obrador de revertir las reformas. Señala que es difícil, por ejemplo, echar atrás la Reforma Energética, porque se necesita un cambio constitucional de las dos terceras partes del Congreso y la aprobación de congresos locales.

Sobre la manutención de la Reforma Energética, el mismo presidente de la Comisión Nacional de Hidrocarburos, Juan Carlos Zepeda, ha comentado que los únicos cambios que pueden existir en los ya 107 contratos energéticos son administrativos o por incumplimiento.

La Comisión Nacional de Hidrocarburos, un órgano independiente del gobierno, es la única que tiene esa facultad constitucional. Sin embargo, y en caso de ganar la elección, el gobierno de López Obrador sí podría hacer tortuosa la aplicación de la apertura energética, empezar a tener problemas con los contratos por tortuguismo o con autoridades que entorpezcan la aplicación de la reforma.

AEROPUERTO, NO HAY GARANTÍA DE GOBIERNO

Algo similar puede ocurrir con la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, que ya colocó siete mil 500 millones de dólares entre bonos verdes y la Fibra E. Los inversionistas están confiados en un proyecto, financiera y ambientalmente viable.

Los bonos y la Fibra E no tienen garantía del gobierno federal. Ahí es donde López Obrador tiene un punto débil cuando dice que los bonos tienen garantía del gobierno federal. No, la garantía la brinda el mismo proyecto y sus flujos de ingreso a futuro. Si se tratara de echar para atrás el proyecto, habría problemas para pagarles a los tenedores de esos bonos e inversionistas de la Fibra E.

REFORMA EDUCATIVA, ¿PARA ATRÁS?

Otro flanco que puede poner nerviosos a los mercados es la Reforma Educativa. La Reforma Educativa trató de ordenar la relación con un magisterio que vendía y heredaba plazas.

Ahora, hay evaluación de los maestros, y claro que es una reforma que debe contar con una mejor forma de enseñar, más completa, con más presupuesto, y claro con maestros mejor capacitados y pagados. Pero de ahí a tratar de devolver canonjías a sindicatos de maestros, es otra intención. El principal capital de México, debe ser el humano. Sólo podremos aprovechar el bono demográfico con una mejor educación pública. En lugar de pensar en retroceder con la Reforma Educativa, hay que completarla. Regresar los privilegios absurdos a los maestros puede ser un enorme riesgo de López Obrador.

López Obrador no ha puesto nerviosos a los mercados. Pero ello no quiere decir que no los pueda poner nerviosos de seguir con la ruta de ir en contra del aeropuerto, la Reforma Energética y la Educativa. Está abriendo muchos frentes que van en contra de una economía más productiva, que necesitamos para crecer más y poder distribuir mejor. Estos 100 días de campaña presidencial van a ser interesantes.


Este artículo fue publicado en El Excélsior el 2 de abril de 2018, agradecemos a José Yuste su autorización para publicarlo en nuestra página.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password