Cinque Terre

José Yuste

[email protected]

Analista financiero.

AMLO, T-MEC el golpe de confianza

El presidente López Obrador entró de lleno a cabildear a favor de la aprobación del T-MEC dentro del Congreso estadunidense, donde los legisladores demócratas serán estratégicos en validar una negociación que fue operada por la administración republicana de Donald Trump.

Tan sólo ayer, AMLO desayunó con congresistas estadunidenses, donde estuvo el influyente presidente del Comité de Medios y Arbitrios de la Cámara de Representantes, Richard Neal, y también ayer mismo, en la ofensiva de cabildeo, López Obrador envió una carta a la presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, quien en términos realistas, posee las llaves del reino para aprobar el nuevo acuerdo comercial.

DEMÓCRATAS, QUIEREN REFORMA LABORAL

Los demócratas son insistentes en querer ver los cambios laborales en México, los de la nueva Ley Federal del Trabajo que crea multisindicatos en las empresas y democracia sindical. Los demócratas siguen sus agendas de protección a los derechos laborales y el cuidado del medio ambiente. Y quieren garantizar que en México no se vaya a competir sólo con bajo costo de la mano de obra y sin derechos laborales.

“Nuestra reunión con el presidente López Obrador arrojó más luz sobre el deseo y las intenciones del gobierno mexicano, de llevar a cabo su reforma de justicia laboral. Pero Estados Unidos necesita ver esas garantías puestas en práctica”, dijo precisamente Richard Neal, el presidente del Comité de Medios y Arbitrios de la Cámara de Representantes, después de la reunión con López Obrador.

PARA AMLO, EL GOLPE DE CONFIANZA

Los temas que aceptó México para la aprobación del T-MEC, fueron la reforma laboral (que era indispensable), pero también aceptó una controvertida entrada de biotecnológicos estadunidenses con retraso para producir genéricos en México, y un nuevo sistema de controversias.

Para México es clave la aprobación del T-MEC porque si se tiene, varias empresas de inmediato invertirán más en nuestro país, frente a los problemas que tiene Washington con China.

Para López Obrador, el T-MEC representa su golpe de confianza, para que las inversiones lleguen a México de manera decidida.

CRÍTICOS LOS PRÓXIMOS 15 DÍAS

Por eso el canciller, Marcelo Ebrard, enviará una carta a los congresistas para detallarles los alcances de la reforma laboral en México.

Los próximos 15 días serán críticos para la aprobación del T-MEC en el Congreso estadunidense. Si el acuerdo entra en su proceso legislativo, entonces sí podría ser aprobado este mismo año. De lo contrario, tendría que esperarse hasta el próximo año, un año complicado por ser electoral.

En la reunión de López Obrador con congresistas, estuvieron, desde luego Marcelo Ebrard, el canciller, pero también el subsecretario Jesús Seade y la embajadora de México en Washington, Martha Bárcena (quien también ha estado activa en los cabildeos), así como el secretario de Hacienda, Arturo Herrera, y la secretaria del Trabajo, Luis María Alcalde, quien tiene debe convencer a los congresistas estadunidenses que la nueva reforma laboral está en marcha. El T-MEC es el golpe de confianza que anda buscando AMLO con los inversionistas privados.


Este artículo fue publicado en Excélsior el 9 de octubre de 2019, agradecemos a José Yuste su autorización para publicarlo en nuestra página.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password