Cinque Terre

Fernando Mejía Barquera

Periodista y profesor-investigador de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México.

AMLO: “cabeza” de comunicación

El martes Andrés Manuel López Obrador confirmó el nombramiento de Jesús Ramírez Cuevas como coordinador de Comunicación Social de la Presidencia, es decir la “cabeza” en la política de comunicación del nuevo gobierno. “Va a tener una relación estrecha con ustedes, muy estrecha, atendiendo a periódicos, estaciones de radio, canales de televisión y también todo lo que tiene que ver con las redes sociales; la comunicación convencional y moderna”, dijo AMLO al presentar a Ramírez Cuevas.

Se quedan…

En los próximos días Ramírez Cuevas tendrá que hacer un esfuerzo por estar en la misma sintonía que AMLO, porque como mencioné la semana pasada en este espacio, el futuro coordinador de Comunicación Social corrigió hace unos días a López Obrador en el controvertido tema de las oficinas de prensa, pero antier el presidente electo lo corrigió a él.

Hace un par de semanas, durante una entrevista con Javier Risco, Ramírez Cuevas aseguró que la desaparición de las oficinas de prensa es “imposible”, porque “el gobierno es un ente complejo, cada secretaría lleva temas que requieren de una especialización y (…) requieren de oficinas no solo para atender a la prensa sino para comunicar” (minuto 2.30 en: http://www.elfinanciero.com.mx/tv/la-nota-dura/que-busca-el-gobierno-de-amlo-para-la-libertad-de-expresion). Afirmó también que la versión de que esas entidades desaparecerían se debió a una interpretación “un poco exagerada” de lo dicho por López Obrador.

O se van

Sin embargo, el martes, AMLO confirmó su idea de que las oficinas de prensa desparezcan: “Voy a ser claro, más claro. No va a haber una oficina de prensa en Gobernación, ni en Relaciones Exteriores, ni en Agricultura, ni en PEMEX. Todo va a tener que ver con la coordinación de la Presidencia, porque vamos a ahorrar. Esa es la austeridad republicana, no va a haber duplicidad ni en esto ni en ningunas otras funciones”.

Pero también dijo: “En las dependencias del gobierno federal, las secretarías (…), se van a reducir las oficinas de prensa, se van a reducir a lo mínimo. Poquito, porque es bendito (…); no va a haber duplicidades, no podemos derrochar, se tiene que ahorrar. Por eso vamos a tener la coordinación de medios (…)”. En este párrafo se indica que las oficinas de prensa se van a “reducir al mínimo”, no que van a desaparecer. ¿Entonces? Esperemos que Ramírez Cuevas resuelva el galimatías y explique si las oficinas se van o se quedan “reducidas al mínimo”.

Ley reformada

En la mencionada entrevista de hace dos semanas, Jesús Ramírez Cuevas se refirió también al tema de la publicidad oficial, y aunque todavía no se hacía pública su designación como coordinador de comunicación del próximo gobierno hizo anuncios importantes.

Afirmó, por ejemplo, que se reformará la Ley General de Comunicación Social que el Congreso aprobó en mayo de este año a iniciativa del PRI y cuya entrada en vigor está prevista para el 1 de enero de 2019. “Hay que modificar la Ley de Comunicación Social, la llamada “ley chayote”, dijo Ramírez Cuevas. Y añadió: “Yo esperaría que antes del primero de diciembre pudiera reformarse esta ley”. Tendríamos entonces el caso curioso de una ley que se reforma antes de entrar en vigor.

Directrices

También fijó directrices sobre el contenido de la reforma. Para determinar a qué medios se otorga publicidad oficial, dijo Ramírez, hay que “establecer criterios muy precisos que consideren el ámbito del alcance nacional, del rating (o) digamos los lectores, pero también otro tipo de criterios: de carácter cultural, de influencia regional y de importancia en la vida local, (…) además hay que incorporar a los medios digitales.”

Igualmente reveló el procedimiento para reformar la ley: “Tiene que ser un proceso de diálogo entre periodistas, oenegés, especialistas y la sociedad civil con el futuro gobierno (…) para establecer con transparencia los criterios y que no quede (…) al arbitrio o la voluntad del nuevo gobierno, sino que haya una base legal que permita una actuación transparente”.

El martes, al presentar a Jesús Ramírez Cuevas, AMLO reveló, como para exaltar su capacidad, que llegó a su equipo “porque me lo recomendó Carlos Monsiváis”. Pésima presentación: seguramente Ramírez tiene mayores méritos que la recomendación del gran Monsi.


Este artículo fue publicado en Milenio el 23 de agosto de 2018, agradecemos a Fernando Mejía Barquera su autorización para publicarlo en nuestra página.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password