Cinque Terre

José Yuste

[email protected]

Analista financiero.

Alertas con el caso Famsa: pagarían a grandes ahorradores más de 400 mil udis

Cuando un banco quiebra, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores le revoca su licencia, y el IPAB entra a la mejor y más rápida resolución del banco. Con la veloz revocación de licencia y la liquidación del banco se evita que más clientes entren en riesgos financieros por parte del banco, que no podrá cumplir sus obligaciones y, desde luego, se evita un contagio al resto del sistema bancario.

Esto es lo que hicieron la CNBV y el IPAB al entrar a Famsa, revocar la licencia del banco y liquidarlo lo más rápido posible para evitar mayores riesgos.

Pero los grandes ahorradores, no los pequeños ni medianos, los grandes ahorradores se quedaron enojados porque el seguro de depósito no salva la totalidad de sus depósitos.

Y a través de la Sexta Sala Regional Metropolitana del Tribunal de Justicia Administrativa, están obligando a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores a pagarles la totalidad de sus depósitos a cinco grandes ahorradores, que exceden el monto del seguro de depósito.

EL SEGURO DE DEPÓSITO ES PARA PEQUEÑOS Y MEDIANOS AHORRADORES

¿De cuánto es el monto del seguro de depósito? Actualmente llega a ser de hasta 2.7 millones de pesos, que están asegurados por el IPAB. Nada despreciable. Son las famosas 400 mil udis, que, al día de hoy, representan esos 2.7 millones de pesos.

Cuando se creó la Ley del IPAB y del seguro bancario, se acordó que fuera en udis para evitar que la inflación se lo fuera comiendo.

Y ahora estamos en un problemón. Porque si estos cinco grandes ahorradores ganan y logran que la Comisión Nacional Bancaria y de Valores les pague la totalidad de sus depósitos, ¿de dónde va a salir ese dinero?

El seguro de depósito no se creó para grandes ahorradores, que tienen mayores posibilidades de inversión y diversificación, sino para garantizar el ahorro de los pequeños y medianos ahorradores.

EN FAMSA PAGARON A 96.7% DE AHORRADORES

El 22 de diciembre de 2020, el IPAB informó que había pagado los depósitos a 112 mil 252 ahorradores, que equivalen a 96.7% del monto total del seguro.

Y fue claro sobre los 2 mil 324 ahorradores con depósitos que excedían las 400 mil udis, que en aquel entonces eran de 2.5 millones de pesos. A ellos se les pagaron los 2.5 millones de pesos, y el resto de su saldo entra como el de otros acreedores, con derecho de prelación, conforme a la Ley de Instituciones de Crédito. Es decir, se venderán los activos del banco, y conforme a su derecho de prelación, se les pagaría.

Hay que decirlo: tenemos un buen monto de cobertura de seguro de depósitos, incluso se considera que está por encima de la media de lo que se paga a nivel mundial. El 99% de las cuentas bancarias del país están cubiertas.

Pero ahora resulta que estos cinco grandes ahorradores ganan en tribunales, y le exigen dinero a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, porque revocó la licencia del banco. ¿Se imagina si la CNBV no lo hubiera hecho? El banco hubiera seguido poniendo en riesgo los ahorros de más y más personas.

Esperemos que la CNBV y el IPAB pronto respondan y pongan posturas públicas, porque el tema es delicado. Y fue Famsa, pero ahora vienen los de Accendo, el otro banco en liquidación.


Este artículo fue publicado en Excélsior el 04 de julio de 2022. Agradecemos a José Yuste su autorización para publicarlo en nuestra página.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password