Cinque Terre

José Yuste

[email protected]

Analista financiero.

Alerta CCE por demócratas y… Napoleón

Las alertas de los empresarios mexicanos sonaron a todo volumen en Estados Unidos y en nuestro país.

En Estados Unidos porque los demócratas y sus aliados sindicalistas querían imponer inspectores estadunidenses que vinieran a nuestro país a certificar las empresas.

Y aquí en México por la iniciativa del senador Napoleón Gómez Urrutia sobre castigar con cárcel al outsourcing ilegal.

CCE, UNA CUESTIÓN ES LA REFORMA LABORAL Y OTRA…

En México hacía falta una reforma laboral para mejorar las relaciones entre el trabajador y los sindicatos, que permita la elección libre y secreta de la representación laboral, que acabe con sindicatos charros y permita conocer los contratos colectivos. Y claro, también se necesita una política de elevación del salario mínimo. Todo ello era indispensable, y el gobierno mexicano lo lleva a la práctica, lo cual, para los empresarios sí es un cambio que deben absorber.

Sin embargo, el Consejo Coordinador Empresarial está más que preocupado por la posible intención de autoridades, de que para aprobar el T-MEC en Estados Unidos se acepte una inspección foránea en empresas mexicanas.

O lo peor, que las autoridades mexicanas quieran enviar las señales de que en México se cumple o se va a la cárcel, tal y como está la iniciativa del exdirigente minero, Napoleón Gómez Urrutia, que al ir contra el outsourcing ilegal pide tratar como criminales a quienes no lo hagan.

EL NO ME AYUDES COMPADRE GÓMEZ URRUTIA

El presidente del Consejo Coordinador Empresarial, Carlos Salazar, así como su negociador, Moisés Kalach, no quieren ver cualquier tipo de adenda laboral para alcanzar la aprobación del T-MEC.

Y consideran que bajo la misma lógica, los aliados del gobierno o quieran creen que son aliados del gobierno, como en este caso el senador Gómez Urrutia, quieran introducir temas laborales, de por sí ya complicados por la reforma, como es la criminalización del outsourcing ilegal.

Vinieron dos comunicados, duros, del Consejo Coordinador Empresarial sobre temas laborales. Uno en contra de inspectores foráneos y otro en contra de la criminalización del outsourcing ilegal en el Senado mexicano.

Los empresarios deben adaptarse a la reforma laboral y aceptar la elevación del salario mínimo. Pero ya pusieron su hasta aquí de otras iniciativas laborales, en EU o en México.

BIOTECNOLÓGICOS EN T-MEC NO VA CONTRA PATENTES

El otro tema que los demócratas quisieran revisar es el de los biotecnológicos. Aquí, México lo negoció mal. Lo dijeron los laboratorios mexicanos, como Amelaf. Cuando una medicina, después de gozar 20 años de patente, tiene una protección de datos clínicos que debe ser pequeña para producir genéricos de esa medicina en México. El problema fue que después de los 20 años de patente en biotecnológicos, los datos clínicos se elevaron de 5 a 10 años.

Ello garantiza un mercado de medicamentos biotecnológicos caros en México por casi 30 años. Vamos a ver cómo queda este tema, que es el otro negociado por los demócratas en el Congreso de EU para aprobar el T-MEC.


Este artículo fue publicado en Excélsior el 4 de diciembre de 2019, agradecemos a José Yuste su autorización para publicarlo en nuestra página.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password