Joyeria de plata mexicana para cautivar
Cinque Terre

Articulista invitado

[email protected]

Agradecer el maltrato a los mexicanos

Por José Mata

“Nunca rompas el silencio si no es para mejorarlo”: Ludwig Van Beethoven

Cuando veía y, sobretodo, escuchaba a Andrés Manuel López Obrador, agradecer a un soberbio Donald Trump el “respeto” y “apoyo” que le ha dado supuestamente a México, de inmediato recordé la celebérrima frase del inmenso Ludwig Van Beethoven:

“Nunca rompas el silencio si no es para mejorarlo”.

Y, López rompió un silencio para mostrar por enésima ocasión a un presidente débil, sin estrategias, perdido en su ignorancia y con una indolencia sin límites.

Estar en permanente campaña electoral ofendiendo y difamando a todos, afirmando que tiene las soluciones, le funcionó justamente para contender en una elección, que ganó por el 33.3% ya que el universo electoral era de 90 millones y por él votaron 30 millones; pero cuando ya se tiene el poder, hay que ejercerlo con sabiduría y si no se tiene capacidad ni serena inteligencia, ahí se suman los problemas.

Y el pobre López no tiene ningún elemento para dirigir a un país y justo ahí tras irse sucediendo sus errores al mismo tiempo comenzó la debacle. Ha tenido asesores importantes, sí, sí, incluso un brillante Secretario de Hacienda en la persona de Carlos Urzúa, quien ante la irracionalidad del jefe del ejecutivo optó por renunciar, por ello todos esos asesores que le rodean y nada son lo mismo, ya que no les hace caso.

La megalomanía de López ha llevado a México a la inseguridad sin límites, a un desquiciado servicio de salud, así como a una economía destrozada. Incluso antes de la pandemia, ya que en 2019 se decreció en -0.1 %, ya en febrero de este devastador 2020, se previó un decrecimiento del -3.0 %; lamentablemente llegó la Covid-19 y su pésimo manejo nos está llevando a una posible caída de hasta un -12 %.

En este contexto, la reunión de López con Donald, resultaba otro total desacierto en la pésima gestión de nuestro actual presidente; porque no existía un motivo real para estar ahí en la Casa Blanca.

Un maratón de elogios hasta donde se entiende no ayuda ni apoya a nada porque todo queda en las buenas intenciones.

Durante varios días López afirmó que iba a agradecer -a quien antes había calificado como un tirano- por lo que supuestamente ha venido apoyando y beneficiando a México.

De tirano a una especie de halo casi divino que cobija a México… … así las cosas.

Vino entonces la reflexión de muchos…

… ¿qué va a agradecer López?

¿El nuevo tratado comercial entre Canadá, México y Estados Unidos? Tratado que por cierto, más del 90% de su concreción se hizo en el gobierno de Enrique Peña Nieto; por otra parte, este tratado ya está en funciones. Por ello, el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, de forma educada e irónica, no aceptó la invitación, además de que todavía lucha por posibles imposiciones de aranceles.

No tenía un fundamento esta reunión… …

y al final, todo hace ver -al menos que ocurra un milagro- que no la tuvo.

Y, el archivo de la memoria sigue insistente… ¿agradecer a Trump qué? No había que agradecer nada, primero porque el propio nuevo tratado comercial es favorable a Estados Unidos.

¿Los ventiladores?

Pero, si los ventiladores que llegaron a México para ayudar a los contagiados por la Covid-19 los pagó el gobierno con dinero nuestros impuesto…

… ¡no se los regaló Trump!

¿Agradecer el trato inhumano que reciben nuestros paisanos allá?

¿Agradecer el suplicio que viven aquellos niños que fueron separados de sus padres y confinados en lugares miserables?

¿Agradecer que a los niños mexicanos les asignen padres sustitutos en una adopción sin lógica?

¿Agradecer el muro que se está construyendo?; en donde por cierto López obedientemente desplegó a la Guardia Nacional para evitar que los inmigrantes pasaran a Estados Unidos, lo que vio con sumo beneplácito Donald.

Si con todo esto y mucho más, no trata a México como una colonia más sometida a Estados Unidos, entonces habrá que bajar la persiana y festinar al buenazo de López quien en su mundo imaginario todo lo ve todo bien.

Incluso Joe Biden en su twitter indicó:

“Trump lanzó su campaña de 2016 llamando a los mexicanos violadores. Él ha propagado el racismo contra nuestra comunidad latina desde entonces. Necesitamos trabajar en sociedad con México. Necesitamos restaurar la dignidad y la humanidad en nuestro sistema de inmigración. Eso es lo que haré como presidente”.

En fin, que López rompió el silencio y como era de esperarse, no mejoró nada.

Tan no mejoró nada que todo quedó en muchos inesperados elogios, muchos absurdos agradecimientos para Donald Trump, en algunas buenas intenciones, pero…

…pero de buenas intenciones están llenos los caminos al infierno.

Lo fundamental es llevar esas buenas intenciones a la realidad.

¡Dígase la verdad… aunque sea motivo de escándalo!


José Mata es periodista taurino e irremediable crítico desde temprana edad de la problemática socioeconómica de nuestro México, y apasionado de las bellas artes, fundamentalmente de la música clásica y del inmenso Beethoven. 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password