Cinque Terre

Angélica Recillas

[email protected]

Licenciada en Comunicación.

La acción y reacción de los bots de Morena

Cuartoscuro

Las redes sociales son principal instrumento de comunicación y activismo del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), partido dominante en el actual gobierno encabezado por Andrés Manuel López Obrador. A través de ellas se colocan los temas que forman parte de su agenda y línea discursiva. También en ellas se reacciona ante mensajes o situaciones que signifiquen una crítica u oposición a su ideario y decisiones.

Con frecuencia y en coyunturas concretas, aparecen en Twitter tendencias promovidas por usuarios reales afines a Morena, con una fuerte influencia en dicha red social, pero en algunos casos, amplificada por cuentas automatizadas conocidas como bots o bien; también alentadas por trolls, es decir cuentas de usuarios que interactúan para descalificar e insultar a otros a los que se considera adversarios o enemigos de las causas que abandera el movimiento político.

Los análisis realizados a algunos de los hasthags vinculados a simpatizantes de Morena, dejan ver este esquema de acción coordinada a la defensiva o al contraataque, como sucedió con dos casos relacionados con estudiantes universitarios, sector al que Morena considera una de sus principales bases de apoyo. Y más recientemente, con otras tendencias asociadas a ciertas decisiones gubernamentales como el combate al huachicoleo.

De hecho, desde la temporada de campañas se dieron a conocer algunos reportes sobre la actividad de los candidatos en las redes sociales, de los cuales se desprende que Andrés Manuel López Obrador y Morena, encabezaron no únicamente las preferencias electorales, sino también el uso de bots en la difusión de sus mensajes.

Dos momentos con universitarios, un mismo esquema

Después de que rectores de diferentes universidades del país manifestaran su desacuerdo con el recorte de recursos a estas instituciones en el Proyecto del Presupuesto de Egresos de la Federación 2019, el 18 de diciembre se impulsó en Twitter el hashtag #AuditoríaALasUniversidades, el cual sugería un presunto mal uso del dinero, además de respaldar el discurso de austeridad republicana promovido desde el gobierno federal.

Dicha tendencia, en teoría promovida mayoritariamente por estudiantes, fue motivo de diversas notas periodísticas. Sin embargo dos análisis de esta etiqueta arrojan que los jóvenes no fueron los únicos protagonistas de esta campaña, en respuesta a las quejas de los funcionarios universitarios.

De acuerdo con la revisión efectuada por el sitio Tekno y +, identificado en Twitter como “El ro(bot) del traje gris”, de 34 mil 800 tuits, sólo un 12% fueron originales, mientras que el otro 88% de los tuits son amplificación procedentes de acción de bots, de RTs de cuentas Sockpuppet y de RTs de usuarios reales. La proporción de bots fue de 6 de cada 10. La medición se hizo mediante la herramienta Trendsmap.

Corte A: 18 de diciembre 19:14 / texnoymas

 

Corte B: 19 de diciembre 09:05 /texknoymas

En un segundo muestreo de 28 mil 606 tuits, sólo 2 mil 699 fueron originales, es decir el 9.33%. Los otros 25 mil 937 fueron RT y amplificación. Las cuentas reales con mayor influencia en esta muestra del hashtag fueron las de Regeneración, Megáfono, Red Estudiantil por la Democracia y la usuaria Damaris Hoyos, quien preside dicho colectivo y maneja ambas cuentas. Asimismo, al examinar la cuenta de la Red, en ella aparecen diversas fotografías de sus integrantes con la senadora de Morena, Citlali Hernández y el académico John Ackerman, quien ha manifestado abiertamente su adhesión a este partido político.

Otro análisis de esta misma tendencia, realizado por el especialista Leo García, en una muestra de 2 mil 132 tuits, un total de 209 equivalentes al 13.60% fueron colocados por cuentas de reciente creación con 25 seguidores o menos, la gran mayoría sin foto ni información de perfil. También destaca la activa participación de Damaris Hoyos, quien de hecho, fue el origen del hashtag. La amplificación llegó a los 23 mil tuits y en algunas de las cuentas recién creadas, éstas registran una cantidad inusual de mensajes en un corto lapso y sin ninguna interacción.

Cuando el presidente declaró que fue un error el recorte presupuestario a las universidades y que se corregiría, la exigencia de la auditoría a las universidades desapareció por completo de las redes.

Con el mismo esquema el 16 de abril de 2018, surgió el hashtag #UniversitariosConAMLO, ello luego de que el periódico Reforma publicara una encuesta entre estudiantes de diversas universidades, en la cual Ricardo Anaya tenía una ligera ventaja sobre López Obrador.

En un análisis detallado de dicha tendencia por parte de Leo García, se desprende que de una muestra de 88 mil 618 tuits hechos por 14 mil 982 cuentas, sólo 8 mil 254 (9.31%) son originales, mientras que 80 mil 364 (90.69%) fueron retuits. Asimismo, 9 mil 455 tuits equivalentes al 10.67% de la muestra, se originaron en cuentas con 25 o menos seguidores, incluso varias con cero followers, pero con varios retuits de otros mensajes relacionados con la etiqueta. 2 mil 642 tuits (2.98%) proceden de cuentas que siguen a 25 o menos usuarios y otros 2 mil 746 (3.10%) tienen un historial máximo de cien tuits.

La amplificación de este hashtag está asociada a los múltiples retuits procedentes de las cuentas arriba referidas a los tuits emitidos por otras, de usuarios reales muy conocidos y vinculados a Morena como Tatiana Clouthier, John Ackerman y Epigmenio Ibarra. También destaca la amplia participación de Damaris Hoyos, la dirigente de la Red Estudiantil por la Democracia. La etiqueta fue iniciada por Luis Ángel Solano Colín, estudiante de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM.

Una característica de esta tendencia es que varios de los jóvenes que participaron en ella, mostraban sus credenciales para demostrar que eran estudiantes universitarios, sin embargo, uno de los mensajes más replicados con más de 2 mil RT fue el del usuario Thufir Hawat (@exmariachi),quien en su mensaje dijo llamarse Manuel Fernández, ser estudiante del ITAM y la supuesta credencial que exhibió, fue una tarjeta del Metrobús.

En un reporte del portal Arena Pública, del 18 de abril de 2018, se indica que de acuerdo con el Instituto Madrileño de Comunicación Política (IMC), el 99% de la tendencia #UniversitariosConAMLO fue orgánico, es decir sin bots, sin embargo fue imposible acceder al sitio web de dicha institución para consultar dicha información. El IMC es dirigido por Abraham Mendieta, activista de la organización política española Podemos y promotor de Morena en México.

También presentes en la estrategia contra el huachicoleo

En el contexto del desabasto de gasolina, entre el 7 y 8 de enero se posicionó el hashtag #NoMásHuachicoleo. En este caso, la dinámica que prevaleció consistió en que cuentas de usuarios que se asumen como simpatizantes de Morena, interactúan para responder a otros que han expresado críticas o cuestionamientos por la falta de combustibles.

El análisis de “El ro(bot) del traje gris”, el administrador de Tekno y +, arrojó que de los 83 mil 500 tuits que se generaron con la etiqueta, el 86% fueron de RT y el 14% restante de tuits originales. Tuvo una calificación de 6 en cuanto a presencia de bots y algunos de los mensajes con más RT se originaron fuera de México.

Las cuentas de usuarios conocidos más mencionadas en esta tendencia y que a su vez contribuyeron a impulsarla, son las de Epigmenio Ibarra, Abraham Mendieta, Tatiana Clouthier, Jenaro Villamil y el diario La Jornada, todos ellos cercanos a Morena. Asimismo, cabe subrayar la participación de Luis Colín, el estudiante que impulsó el hashtag #UniversitariosConAMLO.

Con experiencia en bots

El 21 de junio de 2018, a pocos días de concluir las campañas presidenciales en el espacio de noticias de Carmen Aristegui se dio a conocer el estudio denominado “Bots y su Influencia en la Elección Presidencial Mexicana” del físico rumano Albert-Lászlo Barabási, profesor de la Universidad de Notre Dame en Francia, en el cual señaló que todos los candidatos a la Presidencia de México recurrían en mayor o menor medida al uso de bots para ampliar su presencia en las redes sociales, sin embargo, fue Andrés Manuel López Obrador el que encabezó esta práctica, seguido de José Antonio Meade.

Para su estudio, el autor junto con el científico Peter Ruppert, analizó un millón de cuentas de seguidores de los aspirantes presidenciales en Twitter y que intervienen en conversaciones de temas nacionales. Para ello, utilizaron la metodología de investigación del periódico The New York Times sobre los mercados de bots. Observaron el porcentaje de seguidores de bots de cada uno de los candidatos: López Obrador, 67.6%; Meade Kuribreña, 59.8%; Anaya Cortés, 49%, y Rodríguez Calderón, 45.8%.

Foto: EFE

El documento plantea que a partir de que la organización ciudadana Ahora anunció su adhesión a la candidatura de Ricardo Anaya, una red de bots se activó para apoyar a López Obrador y cuestionar a Ahora. El origen de esta acción se ubicó en un tuit del usuario John Ackerman. Asimismo, destaca que el 20% de las cuentas que intervinieron para este respaldo a López Obrador en las conversaciones sobre Ahora, también generaron interacciones durante los debates presidenciales y la supuesta interferencia rusa que atribuida al medio Russia Today, en el que – por cierto – Ackerman colabora.

Como etcétera lo documentó el 24 de junio, Carmen Aristegui fue duramente atacada en redes por simpatizantes de López Obrador a consecuencia la presentación del estudio arriba expuesto.

Antes del análisis de Barabási, se difundieron otros en donde se llega a la misma conclusión: que la coalición encabezada por Morena y que postuló a López Obrador, fue la que en mayor escala recurrió al uso de bots para acrecentar su presencia en las redes sociales.

Una investigación de gabinete realizada por el periódico Reforma y difundida el 31 de marzo de 2018, reveló que tras analizar las redes sociales de los candidatos presidenciales de México, Andrés Manuel López Obrador fue el registró en Twitter la mayor cantidad de ‘bots’ (cuentas fantasmas o fraudulentas, que generan tráfico y apoyos automatizados) con un millón 467 mil 500 cuentas falsas, por dos millones 147 mil seguidores reales. Le siguieron Margarita Zavala y José Antonio Meade. López Obrador (en Twitter @lopezobrador_) está en esa red social desde el 13 de octubre de 2009, sigue a 84 personas y publica 6.7 tuits por semana.

Foto: Global Look Press

La herramienta empleada por el rotativo para su análisis fue Twitteraudit, que permite realizar auditorías virtuales. “Cada auditoría toma una muestra de hasta cinco mil (o más, si se suscribe a Pro) seguidores de Twitter para un usuario y calcula una puntuación para cada seguidor. Esta puntuación se basa en el número de tuits, la fecha del último tuit y la proporción de seguidores y amigos. Usamos estos puntajes para determinar si un usuario dado es real o falso”, explicó.

El 2 de julio de 2018, un día después de la elección presidencial, el portal Animal Político publicó un monitoreo del hashtag #AMLOFest efectuado por Donara Barojan, investigadora del Digital Forensic Research Lab (DFR Lab) durante el cierre de campaña de López Obrador. Indicó que dicha etiqueta fue utilizada en contra y a favor del entonces candidato presidencial.
De una muestra de diez de las cuentas más activas que tuitearon mensajes pro-AMLO durante el festival en el Estadio Azteca, seis registraron el patrón de comportamiento de los bots. Una de ellas, identificada con el nombre de usuario @RobotinaChairi1; fue creada siete días antes del evento motivo del estudio, es decir el 21 de junio de 2018. En ese periodo, la cuenta había tuiteado 2 mil 548 veces, que equivale a un promedio de 30 tuits por hora ininterrumpidamente.

Asimismo, para su funcionamiento empleó el reductor de URLs iftt.com, el cual permite a los usuarios automatizar sus posts de acuerdo a varios criterios como dar RT en automático a cualquier tuit que use un hashtag en concreto. Según la analista, el uso de dicho software es uno de los 12 indicadores de bots que DFR Lab ha identificado
Otra las cuentas detectadas, @Amelia 20870330 se creó dos días antes del cierre de campaña, el 26 de junio y en esas 48 horas tuiteó 375 veces, o sea promediando 187 tuits diarios. La totalidad de los tuits son RT, es decir, no hay mensajes originales.

En un reportaje publicado el 22 de marzo de 2018 en el periódico El País, el analista digital Alberto Escorcia, director del colectivo Lo Que le Sigue, señaló que aunque el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) ha negado la utilización de bots, no escapa a esta práctica y abundó que la agrupación que encabeza documentó el uso ellos por parte de Ricardo Monreal, uno de liderazgos más visibles.

Detalló que en agosto de 2017, cuando estaba en busca de la candidatura para la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México, Monreal Ávila, por entonces delegado en Cuauhtémoc, empleó una red de 534 cuentas para posicionar el hashtag #NoTeDejesMonreal: al mismo tiempo que tenía lugar el activismo en las redes, el político zacatecano encabezaba un mitin en la explanada de la demarcación.

En su análisis de dicha tendencia, encontró que fue creada por la aplicación Tweetdeck y en masa, mencionaban a Ricardo Monreal y a las cuentas uno de sus asesores Faruk Miguel Take. Además según Escorcia, las cuentas de bots a las que recurrió Monreal fueron utilizadas por el PRI durante la elección de gobernador en el Estado de México para impulsar tendencias en contra de la candidata de Morena, Delfina Gómez. Dos de estas cuentas fueron identificadas con los nombres de usuario Legion Holk y Chochos.

De igual manera, apuntó que a partir de que Monreal se unió al equipo de campaña de López Obrador en febrero de 2018 y hasta mediados de marzo, al menos una de cada seis menciones a su persona en Twitter provenía de cuentas automatizadas. “Es escandaloso. Ni siquiera el PRI tiene un uso de bots tan evidente y obvio”, declaró Escorcia al diario español.

Llegaron para quedarse

Diferentes estudios en comunicación digital y cibernética han establecido que los bots son herramientas poderosas que se emplean por usuarios de redes sociales, principalmente actores políticos y activistas sociales, con el objetivo de influir en la opinión pública, marcar agendas y construir discurso. Se programan para controlar entidades en línea, crear contenido, involucrar a otros usuarios y crear interacciones sociales para posicionar una tendencia determinada.

Su utilización es frecuente no solamente en México sino en diferentes países del mundo y, a decir de los especialistas, se han convertido en una industria muy lucrativa, especialmente en coyunturas electorales. Sin embargo, fuera de este tipo de contextos, también se emplean como punto de partida para otras formas más sofisticadas de manipulación informativa a través del ciberespacio, como la fabricación y difusión de fake news.

En el caso de los bots asociados a Morena, su finalidad es casi siempre contrarrestar e inhibir las críticas hacia la persona de Andrés Manuel López Obrador, así como los puntos de vista opuestos a las opiniones que el presidente y su partido manifiesten. Si en medio de una situación adversa o una decisión controvertida surge de pronto un hashtag aparentemente espontáneo, es muy posible que una revisión a detalle de la tendencia, nos lleva a concluir que no lo es tanto.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password