Youtubers gobiernistas buscan ser diputados por Morena en Jalisco

Twitter

Bajo el hashtag #YoutubersAlCongreso, un grupo de defensores del gobierno de Andrés Manuel López Obrador en internet y en redes sociales anunciaron que se han apuntado como precandidatos a diputados de Morena. La principal y más conocida es Juncal Solano, del canal El Charro Político.

La youtuber anunció que buscará la candidatura a la diputación local por el distrito 6, con otros cuatro compañeros que buscarán postulaciones en el estado y federales: Fernando Carmona, Pepe Ramírez, Carolina García y Christopher Arroyo.

Sin duda, el caso emblemático es el de Solano, una youtuber de indudable éxito (tiene más de un millón de seguidores en su canal de YouTube) que dice en el video promocional de las precandidaturas: “Con trabajo, perseverancia, preparación, honestidad y entrega conseguimos democratizar las redes sociales, rompiendo con los monopolios en los medios”.

Y añade: “Es el momento de demostrar y transformar la manera de hacer política en nuestro país, logrando que la voz del pueblo sea la única luz y guía de un cambio verdadero”.

En otro video del grupo, afirman que sobre los jalisciense hay la creencia de que son “mochos, neoliberales y antiprogresistas”, lo que se debe a “traidores de la patria”, que no son otros que quienes han usado mal los cargos públicos para “destruir la imagen de Jalisco”. Pero dicen que los jóvenes demostrarán que se puede hacer política de manera honesta, con la gente y “grandes resultados”.

Además, en este video Solano afirma que “revolucionamos los medios de comunicación, democratizamos la información, fungimos como el megáfono que amplifica la voz de los que nunca han sido escuchados, y nos convertimos en la principal fuerza de oposición en el estado de Jalisco”.

Se ilustra con imágenes de ella mientras supuestamente hace preguntas al gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro Ramírez, quien se limpia el sudor de la cabeza, mientras que al fondo se ve la efigie pixeleada de Jesús Ramírez Cuevas, vocero de la Presidencia de la República.

En otra parte del video se ve una imagen que pertenece a “Campechaneando”, parte de la banda de youtubers oficialistas, en la que se ve a Solano presentada en un meme como “¡valiente youtuber! Habla de Brozo y Samuel García ¡AMLO les da cátedra!”, con la fotografía del presidente con el agregado de unos lentes oscuros. Entre las fuerzas que dice enfrentar el grupo de precandidatos están Alfaro Ramírez y la senadora Lilly Téllez, y hay hasta internacionales, como Nayib Bukele, presidente de El Salvador. A ese gobiernismo abierto es a lo que ellos llaman “revolución de los medios de comunicación” y “democratización de la información”.

Solano también acudió recientemente como invitada a uno de los programas televisivos propagandísticos del gobierno: De todos modos… John te llamas, del locutor John Ackerman, que se transmite en Canal Once.

Allí se asumió como influencer, como youtuber (dice que hasta López Obrador lo es) y presumió ser “la primer (sic) youtuber en entrar a la mañanera a cuestionar, a preguntar, al gobierno, al presidente”.

En el programa le dijo al locutor: “Considero que soy una transformación dentro de la comunicación”, nada más ni nada menos. Sobre los grandes medios, afirmó que “te quieren vender como lo peor, como si fueras ellos. Y siempre lo he dicho: no somos iguales. Nosotros tenemos una audiencia independiente, una línea independiente. Y yo siempre lo he dicho: el pueblo pone, el pueblo quita”. Y que cualquier parecido con el discurso presidencial sirva de prueba del independentismo de Solano.

Veamos un poco de los cuestionamientos que ha hecho Solano en las conferencias de prensa de López Obrador: por ejemplo, el 16 de diciembre de 2020 preguntó sobre la vacunación, que aprovechó para atacar a medios, gobernadores y hasta a Víctor Trujillo “con el disfraz de Brozo”, que “utilizaron este tipo de temas para lucrar con la información” para acusar al presidente de usar ese proceso “electoralmente”. Y añadió, dirigiéndose a López Obrador: “Todos conocemos y sabemos su respuesta, pero sí me gustaría preguntarlo directamente para que quede claro cuál es la postura de estos personajes”.

“Democratización de la información”: preguntar al poder cuando incluso ya de antemano se saben sus respuestas y para atacar a los personajes incómodos para él.

Así lo deja ver el segundo “cuestionamiento” de la “revolucionaria de los medios” al presidente en aquella fecha: le preguntó su opinión sobre el aguinaldo de Lorenzo Córdova y las declaraciones de Samuel García sobre los sueldos de 50 mil pesos. Bandeja de plata para el lucimiento de López Obrador.

Antes, en noviembre, descalificó un trabajo de Bloomberg que colocaba al país como el peor lugar para vivir durante la pandemia. Mencionó su metodología “menos rigurosa, como la Coparmex eligiendo a sus voceros, lo cual es ya mucho decir para que después sea replicado y difundido por los López-Dórigas o los Dressers”. Los severos cuestionamientos de Solano en la conferencia de prensa presidencial.

Otro ejemplo de “la transformación de la comunicación” presumida por Solano es hablar a nombre de otros: en alguna conferencia de prensa le pidió al presidente “no nos deje solos a los jaliscienses” que están preocupados porque el gobernador de la entidad pudiera romper el pacto federal. Concluyó: “¿Podemos contar con usted?”.

En otra ocasión, en su intervención anunció que iba “representando a las benditas redes sociales, Charro Político, Nopal Times y Defensor de la Verdad”.

Twitter

“Sí creo”

Tal vez el gran hit de Solano fue su cuestionamiento al gobernador Alfaro Ramírez acerca del endeudamiento de Jalisco, que hizo en la conferencia de prensa presidencial el 16 de julio de 2020. Pero hasta en eso ha mostrado su gran parcialidad y devoción por López Obrador: el 8 de junio de 2020 el Banco Mundial anunció que autorizaba un préstamo para México por mil millones de dólares. Sin embargo, en los meses anteriores varias veces el presidente se había negado categóricamente a ese tipo de medidas: “Nada de endeudar al país”, había dicho. Muy parecido a lo que había dicho Alfaro.

En aquella sesión en la que cuestionó a Alfaro Ramírez sobre el endeudamiento, Solano pudo haberlo hecho prácticamente en los mismos términos al presidente López Obrador. No lo hizo, con todo derecho. Pero entonces hay que poner en duda lo de “la democratización de la información” y “la transformación de la comunicación”.

¿Qué pasó? Tal vez la respuesta esté en lo que le dijo al locutor Ackerman: “Sí creo en el proyecto de nación del presidente López Obrador, este lopezobradorismo, sí, sí creo, y eso es lo que he expresado de forma libre y transparente”. Por supuesto, y nadie lo duda.

El 3 de febrero de este año Solano volvió a la palestra cuando en la conferencia de prensa presidencial preguntó, sustentada en una nota del periódico oficialista El Soberano, si “la senadora antivacunas” (sic) Lilly Téllez estaría involucrada “en una red de lavado de dinero” con la que habría financiado su carrera política, y si la Unidad de Inteligencia Financiera lleva una investigación al respecto. Incluso fue mucho más allá: con evidente mala fe preguntó que, si se le encontraba culpable, habría elementos para un juicio político.

Le respondió la secretaria de Gobernación en términos muy fuertes, más para quien se precia de estudiar derecho, como Solano: “Número uno: tú estás haciendo una manifestación grave sobre unos hechos que, como todo y siempre he dicho, hay presunción de inocencia. Por una parte.

“Y, por otra parte, también decirte que no tengo conocimiento de que efectivamente exista una denuncia formal ante las instancias de procuración de justicia, de fiscalías, sobre los hechos que tú en este momento estás manifestando, pero habría que conocer si hay o no hay una denuncia formal.

“De otra suerte, y yo de verdad con todo respeto, creo que la presunción de inocencia debe privilegiarse, porque es un derecho fundamental y el debido proceso, y la garantía de audiencia también”.

Téllez respondió que está limpia y respondió en un tuit a Solano y otro personaje que descalificó a la senadora en la misma sesión: “Por exigir información y vacuna de primera calidad, el gobierno me difama. Qué bajo, qué sucio y qué corrupto es el régimen de Morena”. Después ambas se enfrescaron en una disputa sobre si los youtubers reciben o no recursos del gobierno.

Al conocerse la postulación del grupo de youtubers de Jalisco, el caricaturista Chavo del Toro escribió en Twitter: “Qué pinshe pena la nueva generación de periodistas, en fin”.

Tuvo varias respuestas: Víctor Trujillo puso la escena de El exorcista donde la niña baja las escaleras de espaldas y como araña; Nayeli Roldán, de Animal Político y una de las autoras del reportaje sobre la Estafa Maestra, escribió “Ño son periodistas. No nos ofendas… :(”, mientras que Jabaz apuntó: “Bien dicho, o confundir”.

La emisión del programa propagandístico de Ackerman que tuvo como invitada a Solano fue titulado “la joven youtuber que desafía al poder”. Ahora ella y su grupo van directamente por él bajo las siglas de Morena.

Twitter

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password