Vamos muy bien en nuestra estrategia contra la violencia: AMLO; una exageración hablar de fracaso, asegura

Foto: Gobierno de México

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, reconoció que respaldó la decisión que tomó su gabinete de seguridad de liberar a Ovidio Guzmán, porque su aprehensión generó una reacción violenta que ponía en riesgo a mucha gente y para su gobierno vale más proteger la vida que la captura de un delincuente.

“Estaban en riesgo muchos ciudadanos, muchas personas, muchos seres humanos, y se decidió proteger la vida de las personas. Y yo estuve de acuerdo con eso porque no se trata de masacres, ya eso ya se terminó. No puede valer más la captura de un delincuente que las vidas de las personas. Ellos tomaron esa decisión y yo la respaldé”, señaló.

Tras insistir en que los gobiernos anteriores dejaron crecer la violencia y le apostaron a la guerra convirtiendo al país en un cementerio, recalcó que los hechos recientes no cambiarán su postura respecto a no utilizar la fuerza del Estado para enfrentar a la delincuencia organizada; negó que esto signifique debilidad y dijo que esa es una conjetura de sus los “conservadores” que nunca estarán conformes con nada. Según dijo, no encabeza una dictadura militar, sino un gobierno pacifista.

“Acerca de si se demostró debilidad del Estado, eso es más que nada una conjetura de los expertos, sobre todo de nuestros adversarios. Los conservadores no van a estar contentos con nada y van siempre a cuestionarnos. Nosotros no tenemos duda acerca de que fue la mejor decisión. El poder no es prepotencia, el poder no es violencia, el poder es humildad, el poder sólo tiene sentido y se convierte en virtud cuando se pone al servicio de los demás. Yo encabezo un gobierno civilista, no es una dictadura militar o un gobierno civil con afanes autoritarios, cuesta trabajo que esto se entienda, pero poco a poco los hechos van a demostrar que esta es la vía”, manifestó.

López Obrador se confrontó con el reportero del periódico Reforma, quien lo cuestionó respecto a las versiones contradictorias de su gobierno respecto a lo ocurrido en Culiacán; fue así que aceptó que se trató de un operativo para capturar a Ovidio Guzmán López con fines de extradición pero evadió responder si fue a solicitud del gobierno de Estados Unidos. Cuando se le preguntó si pensaba que su estrategia había fracasado, el mandatario respondió airadamente.

– En este asunto específico, ¿reconoce usted que hasta ahora su estrategia ha fracasado? Usted criticaba mucho a anteriores gobiernos que no tenían una estrategia, que picaron el avispero…, se le dijo

– ¿De qué periódico es usted?

– Del periódico Reforma.

– Ah, claro, lo entiendo, pero digo tienes todo el derecho a preguntar, pero sí me llama mucho la atención, porque ese es el punto de vista de nuestros adversarios y de la prensa opositora, como es el Reforma.

A decir del presidente, también este asunto tiene otros datos y va muy bien en la estrategia contra la violencia. Arremetió una vez más contra Reforma al que acusó de ser un periódico de la oposición que aparenta ser independiente y que convalidó la política del exterminio que aplicaron los gobiernos anteriores. Consideró una exageración que se hable de fracaso y acusó que sus adversarios se frotan las manos para que eso suceda.

“Vamos muy bien en nuestra estrategia porque se están atendiendo las causas que originaron la violencia, vamos muy bien. Pero está muy difícil que el Reforma acepte, reconozca que vamos bien, porque el Reforma es un periódico de la oposición, un periódico conservador, como han existido los medios conservadores todo el tiempo. Digo esto porque ya también basta de estar aparentando que se es independiente cuando se representa a grupos de intereses creados. Lo de ayer fue un hecho lamentable que se presentó, pero se me hace una exageración decir que ha fracasado nuestra estrategia.  Eso es lo que quisieran los conservadores, se frotan las manos, andan como desquiciados buscando que fracasemos, pero no”, fustigó.

Desde su perspectiva, la fuerza la usa quien no tiene autoridad moral y ya se demostró que ese camino sólo conduce a más violencia; por ello, dijo, su gobierno le seguirá apostando a la paz y se dijo seguro de contar con el apoyo de la gente, no así de sus adversarios que quieren seguir con lo mismo.

“Quien no tiene la razón, quien usa la fuerza, no tiene autoridad moral.  Aquí lo importante es mantener las convicciones, los principios, no zigzaguear. Nosotros tenemos una política definida para garantizar la paz y la tranquilidad, y ya sabemos lo que no hay qué hacer: el uso de la fuerza, de la violencia, las masacres. Ya sabemos que eso no da resultados; sin embargo, nuestros adversarios quisieran que continuáramos con lo mismo. No vamos nosotros a cambiar nuestra política y yo estoy seguro que vamos a seguir contando con el apoyo de la gente. Va a estar muy difícil que cambien de parecer nuestros adversarios, pues ellos fueron los que apuntalaron la política del terror, de la corrupción. ¿Cómo van a ver con buenos ojos lo que hacemos? Sería ilógico por completo”, sentenció.

arg

 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password