Vacunas: Moderna, importantes aprobaciones; Sputnik V, no se sabe si Putin ya se la puso

EFE

Mientras que el gobierno mexicano ha descartado la compra de la vacuna de Moderna, apresura la aprobación y la adquisición de Sputnik V, de la que ni siquiera se sabe si Vladimir Putin ya se la aplicó.

La vacuna producida por Moderna, de la que México no comprará dosis, ya ha sido aprobada por importantes organismos de salud del mundo, aunque actualmente trabaja con la Organización Mundial de la Salud en su autorización para uso de emergencia.

En Estados Unidos la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) autorizó desde el 18 de diciembre del año pasado el medicamento. Una semana antes había aprobado la de Pfizer.

Entonces el director de la FDA, Stephen Hahn comentó que ambas vacunas se apegan a los estándares de seguridad, efectividad y calidad de fabricación para su uso de emergencia en Estados Unidos. Por cumplir los requerimientos de forma rigurosa el comité asesor le dio 20 votos a favor y sólo una abstención.

Poco más de dos semanas después, el 6 de enero de este año, fue anunciado que la Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés) también acordó la autorización de la vacuna de Moderna para su aplicación en mayores de 18 años. También se informó que entonces la Unión Europea ya tenía un contrato por 160 millones de dosis, cada una con un precio de 18 dólares. Entonces era la más cara adquirida por la organización.

Al igual que con Estados Unidos, la vacuna de Pfizer había sido aprobada con anterioridad, en el caso de la EMA por dos semanas. Se anunció que la vacuna de Moderna tiene 94 por ciento de efectividad en la prevención de Covid-19 y que su distribución es más fácil porque no tiene que mantenerse en bajas temperaturas.

EPA

Moderna también se comprometió a continuar sus investigaciones y a enviar informes sobre ellas a los países europeos para obtener una licencia definitiva. Esta vacuna fue autorizada también en Canadá e Israel (que ya tiene comprometidas 6 millones de dosis que serán entregadas entre marzo y abril).

Se acaba de anunciar que la vacuna de Moderna, si bien se debe administrar en dos dosis con un intervalo de 28 días, también ese periodo se puede extender hasta 42 días en casos de falta del biológico y una grave situación.

Aunque la vacuna de Moderna ha sido autorizada en varios países, aún no ha recibido la autorización de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para su uso de emergencia. Pero Kate O’Brien, encargada de vacunas de la OMS, afirmó que están trabajando en ello ya que el laboratorio les envía datos y se realizan pruebas para autorizarla.

Mientras tanto, en México el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, anunció el pasado lunes que aunque la vacuna de Moderna busca la autorización en el país, no necesariamente la compraría el gobierno porque “hasta el momento, con los distintos proyectos de adquisición que tenemos, calculamos que tendríamos suficientes”.

Mientras tanto sigue en pie la adquisición de 24 millones de dosis de la vacuna Sputnik V a Rusia, de la que los primero cargamentos son esperados en la primera quincena de febrero. La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) acelera su aprobación.

López-Gatell explicó este miércoles que durante su reciente viaje a Argentina pudo ver un ensayo clínico de Sputnik V y que su eficacia es mayor de 91 por ciento. Trajo ese expediente “de manera informal” (sic) y ya fue revisado por Cofepris, con lo que inició la negociación del contrato. Lo hace antes de su autorización.

El 17 de diciembre el presidente de Rusia, Vladimir Putin, rechazó vacunarse con Sputnik V debido a recomendaciones de los especialistas, pero lo haría cuando sea posible. Entonces explicó que ese biológico estaba aprobado sólo para personas de entre 18 y 60 años (él tiene 68).

A fines de diciembre Putin dijo que sí se aplicaría la Sputnik V ya que fue aprobada para personas de su edad. El 22 de enero se la aplicó el presidente de Argentina, Alberto Fernández, de 61 años; entonces se anunció que se la puso antes que el mandatario ruso, del que no hay información que haya usado el medicamento.

Así, mientras el presidente ruso ya acordó el envío de 24 millones de vacunas Sputnik V a México, pero no se sabe a ciencia cierta si a él ya se le aplicó.

Mientras la vacuna de Moderna ha sido autorizada en Estados Unidos, Canadá, Israel y la Unión Europea; Sputnik V ha obtenido aprobación en Argentina, Venezuela, Paraguay, Argelia, Emiratos Árabes Unidos, Hungría, Serbia, Pakistán y Turkmenistán.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password