Tropieza una vez más García Vilchis al acusar campaña de “amarillismo fiscal” sobre paquete económico

Foto: Gobierno de México

La encargada de la sección Quién es quién en las mentiras, Ana Elizabeth García Vilchis acusó que con motivo de la discusión y aprobación del paquete económico, se desató una campaña de “amarillismo fiscal” en los medios de comunicación que, según ella, han publicado una gran cantidad de mentiras y distorsiones, a través de voceros del sector privado.

Señaló que una de las “mentiras” que se difundieron es que se van a ver afectadas las donaciones a las organizaciones de la sociedad civil, por los límites a los donativos, lo cual – dijo – es falso porque las ONG van a poder seguir recibiéndolos.

La funcionaria incluyó a la plataforma Etcétera como una de las promotoras de esta información “falsa”; otros medios aludidos fueron El Universal, El Norte y El Economista, que recogen diversas opiniones de dirigentes de ONG y analistas financieros, quienes explican cómo la eliminación de la deducibilidad de impuestos con fines filantrópicos, se verá reflejada en una disminución de los donativos con que se financian las asociaciones civiles.

Según García Vilchis los topes a la deducibilidad de impuestos con fines altruistas sólo es aplicable a las personas físicas que, según dijo, usaban esta figura para no pagar impuestos, pero las grandes empresas – que hacen las mayores donaciones – podrán seguir aportando como hasta ahora sin ningún cambio y cualquier versión en otro sentido es mentira.

“Pero no es verdad, todo es mentira. Las donaciones no van a sufrir cambios importantes, las empresas son las que hacen las donaciones más importantes y deducen impuestos, ellos podrán seguir haciéndolo como hasta ahora, en eso no hay ningún cambio, con lo cual no se afecta el financiamiento que reciben las ONG y las fundaciones, la única limitación será para las personas físicas que ahora podrán donar y deducir hasta el siete por ciento de sus ingresos. Y es que había personas que donaban decenas y cientos de millones de pesos a sus fundaciones para no pagar impuestos. En 2020, el 95 por ciento de los donativos de personas físicas fueron menores a 30 mil pesos, todo eso no se verá afectado”, manifestó.

Sin embargo, García Vilchis tropieza nuevamente al no mencionar que fue el propio presidente Andrés Manuel López Obrador quien saludó la medida aprobada por los diputados de poner topes a la deducibilidad de impuestos a las empresas que hacen donativos a ONG con fines filantrópicos; más aún, dijo claramente que la filantropía no es función de las empresas, sino del gobierno y que éstas lo que deben hacer es invertir y pagar puntualmente sus impuestos. Asimismo, sostuvo que la deducibilidad con propósitos de beneficio social fue un invento de las grandes empresas para evadir impuestos.

“Entonces, lo de la Ley de Ingreso está bien….Sobre la devolución de impuestos, nosotros no estamos de acuerdo con eso. ¿Cómo se le va a devolver impuesto a una gran empresa bajo el supuesto de que ellos van a invertir en beneficio de la gente, en obras sociales, en filantropía, en fomento a la cultura? No, esa no es la función de las empresas, la función de la empresa básica -y lo hacen muy bien la mayoría- es invertir, producir, crear empleos y pagar sus contribuciones. ¿Y cuál es la función del gobierno? Pues atender al pueblo con esas contribuciones”, dijo el presidente el pasado 19 de octubre.

Tras la presentación de la sección de García Vilchis, Etcétera, a través su director Marco Levario Turcott y su editora general, Alejandra Escobar, dejaron en claro que esta plataforma informativa no forma parte de ninguna campaña, ni es vocera de nadie en el sector privado, sino que únicamente registró hechos y puntos de vista sobre cómo se busca afectar a las organizaciones de la sociedad civil con los topes a la deducibilidad de impuestos.

*arg

 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password