Recomendamos también: La triste “absolución” de Mario Aburto, por Julián Andrade

Foto: Reuters

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) determinó recomendar a la Fiscalía General de la Nación (FGN) la reapertura de la investigación del homicidio de Luis Donaldo Colosio.

Sostienen en la Recomendación 48/VG/2021, que Mario Aburto, el asesino confeso y sentenciado a 45 años de prisión, fue torturado, que se le ha privado de estar cerca de sus familiares y que no se han atendido sus quejas.

Exigen que Aburto y sus familiares sean inscritos en el Registro Nacional de Víctimas para que se les compense por los daños sufridos desde hace 27 años.

Y claro, quieren que se investigue a los investigadores, pervirtiendo, si ello ocurriera, todas las garantías jurídicas y arrojando un balde de agua fría a ministerios públicos y policías de antes y de ahora.

Reabrir la investigación es un disparate, por dónde quiera que se le vea, y no solo porque la indagatoria sobre la muerte del entonces candidato del PRI a la presidencia de la República es una de las más exhaustivas y profesionales de la historia reciente.

La culpabilidad de Aburto fue determinada por diversos elementos de prueba, por lo que el inculpado señaló en su momento, –aunque luego se desdijo–, por análisis periciales en el que participaron inclusive policías de otros países y diversos expertos.

Recordemos que, en el pasado, el entonces encargado de la averiguación, Pablo Chapa Bezanilla, hizo un verdadero desastre para tratar de concluir cosas que nunca ocurrieron.

Como hace ahora la CNDH, Chapa Bezanilla se metió en un verdadero lodazal, pervirtiendo su actuación como ministerio público en aras de buscar un responsable político del crimen. Su permanencia en al cargo se hizo insostenible, inclusive para sus más fervientes apoyos.

Por ello el presidente Ernesto Zedillo, designó a Luis Raúl González Pérez como fiscal especial, ya que se requería de rigor para encarar una tarea tan importante para la sociedad mexicana y para el sistema político mismo.

González Pérez concluyó que se trató de un asesino solitario, pero para llegar a ese punto exploró cada una de las hipótesis posibles e interrogó a propios y extraños.

El trabajo de la PGR se puede consultar, ya que se hizo público hace varios años, para evitar justamente que chismes y perversiones activaran una maquinaria de mentiras como las que ahora hace suyas la ombudsperson, Rosario Piedra.

Quien lea la Recomendación 48 VG/ 2021, se percatará de inmediato de la mala fe con la que está elaborada, donde el objetivo es descalificar el trabajo de la PGR y de la propia CNDH en el pasado y no buscar justicia alguna.

Ver más en El Bastión de Papel

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password