La “transparencia completa de AMLO”: acumula Sedena 377 negativas de información en el sexenio

Fotografía: La Razón

En abierta contradicción con los dichos del presidente Andrés Manuel López Obrador, que asegura que en su gobierno hay “transparencia completa”, en este sexenio tan solo la Secretaría de la Defensa Nacional ha negado 377 solicitudes de información; 72 de ellas, respecto al Aeropuerto de Santa Lucía.

Una revisión realizada por etcétera en el Índice de expedientes clasificados como reservados, de la Secretaría de la Defensa Nacional, arrojó que de enero de 2019 a junio de 2021 la Sedena ha negado 377 solicitudes de información, realizadas vía transparencia, argumentando en casi todos los casos razones de seguridad nacional.

De esas 377 negativas, 72 se hicieron con respecto al Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles, ubicado a un lado de la Base Militar de Santa Lucía. Cabe señalar que la información de julio a noviembre de 2021 aún no está disponible.

Una solicitud respondida el 3 de marzo de 2021 pide a la Dirección General de Ingenieros lo siguiente:

“Copia del plano del polígono, es decir, de la superficie de terreno delimitada que constituye la unidad urbanística en la que se construye el Aeropuerto Internacional General Felipe Ángeles, con todas sus colindancias y el señalamiento esquematizado en el mismo, de la entrada principal al aeropuerto y la distribución de todos los servicios aeroportuarios que serán proporcionados: plataforma, edificio y zona de mercancías, vías y área de tránsito interno, área de procesamiento y distribución de carga, etc”.

La respuesta de la Sedena fue que la información está clasificada por 5 años, es decir, hasta marzo de 2026. La dependencia respondió que se niega la información “debido a que revela el despliegue operativo de este instituto armado, así como la ubicación y sistemas de comunicación de infraestructura de carácter estratégico para la provisión de servicio público”.

Agrega la respuesta que “hacer público el plano de conjunto mixto que da cuenta de la superficie delimitada que constituye el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles potencializa el riesgo a su operatividad y funcionamiento, en virtud de que independientemente de las diversas actividades aeroportuarias que se van a realizar, representa un riesgo real toda vez que son las instalaciones de carácter estratégico las cuales están encaminadas a contribuir al buen funcionamiento del Estado mexicano”.

Este miércoles, el presidente dijo que en su gobierno “no tenemos nada que ocultar. Es transparencia completa, plena porque una regla de oro de la democracia es la transparencia. ¿Qué vamos a ocultar? Nada”.

Lo anterior, en relación con el llamado “decretazo”, que cataloga como de “seguridad nacional” todas las obras de infraestructura que realiza el gobierno federal.

El martes, AMLO dijo que el decreto establece meramente una manera de “agilizar trámites”, puesto que al clasificar como de seguridad nacional e interés público  obras tales como el mencionado aeropuerto o el Tren Maya, se asegura que no sean sujeto de una serie de amparos interpuestos por sus adversarios solo para obstruir las obras.

Negó tajantemente que se trate de una forma de ocultar información, ya que su gobierno es totalmente transparente. Pero lo cierto es que el gobierno ha negado miles de solicitudes a lo largo de 3 años de administración.

Cabe recordar que el propio AMLO, siendo opositor, criticó la opacidad en las obras del Aeropuerto de Texcoco. Ahora que se encuentra en la presidencia replica lo que tanto criticó.

Es decir, la opacidad ya es una norma, sin necesidad del “decretazo”, pero éste viene a dar al gobierno mayores elementos legales para impedir que se apelen las negativas de brindar información. Hay que recordar que las obras públicas “protegidas” están en manos de la Sedena.

Ahora, es importante destacar que todo Estado debe guiarse por criterios de seguridad nacional, y la ley contempla múltiples casos.

Sin embargo, el presidente sostiene un discurso engañoso al afirmar que su gobierno no se reserva nada.

Las solicitudes hechas a la Sedena no son la única muestra de la opacidad del gobierno, pero sí las más relevantes en el contexto presente en que la participación del Ejército en la vida pública se ha incrementado exponencialmente, acompañado de un inédito aumento de presupuesto y facultades, otrora reservadas a instituciones civiles.

De acuerdo con información divulgada por el INAI en años pasados, el conjunto del gobierno de AMLO negó, en 2019, 3 mil 989 solicitudes de información. En 2020 negó 3 mil 703 solicitudes.

*ofv

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password