Joyeria de plata mexicana para cautivar

75% del trabajo doméstico es realizado por mujeres; aporta 23.5% del PIB: INEGI

Durante 2018, el trabajo doméstico no remunerado–realizado en su mayoría por mujeres–fue casi una cuarta parte del Producto Interno Bruto (23.5%), con un valor de 5.5 billones de pesos, lo que corresponde a 42 mil 602 pesos anuales por habitante del país.

Según los datos del informe Cuenta Satélite del Trabajo No Remunerado de los Hogares de México, 2018, del INEGI, hay una gran cantidad de trabajo por la que las personas no reciben ninguna remuneración. Casi todo este trabajo consiste en labores domésticas (limpiar, cocinar, hacer la compra) y cuidados (de niños, enfermos y ancianos).

Estas cifras son relevantes ya que, de acuerdo con diversos organismos, reconocer la magnitud e importancia del trabajo doméstico no remunerado, tradicionalmente asignado a las mujeres, es indispensable para combatir la violencia de género, que se funda en diversos estereotipos, uno de ellos, que las “amas de casa no trabajan”. Al medir el valor del trabajo doméstico y de cuidados, se visibiliza la aportación que las mujeres hacen a su núcleo familiar y a la economía del país. 

Si dichas labores fueran encomendadas a un tercero tendrían que ser pagadas y es por ello se les asigna un valor económico para así calcular la magnitud del trabajo no remunerado y su proporción dentro del PIB nacional.

El INEGI señala que 75.1% del valor económico de esta clase de trabajo fue generado por mujeres. Asimismo, 76.4% del tiempo que estas labores consumen lo aportaron también las mujeres.

Tomado en conjunto, cada persona que participó en labores domésticas o de cuidado de otros generó trabajo con valor de 42 mil 602 pesos al año. Pero cuando se divide por sexos, se encuentra que los varones trabajaron mucho menos que las mujeres.

El informe dice que el trabajo de cada mujer tuvo un valor de 59 mil 617 pesos, mientras el de cada varón fue de 22 mil 390 pesos, ni la mitad. Esto quiere decir que, en términos generales, cada mujer le aporta a su núcleo doméstico 59 mil 617 pesos al año por concepto de trabajo doméstico y cuidados. A ello hay que agregar que muchas de ellas ejercen además un trabajo remunerado cuyo ingreso aportan al hogar.

Un dato más: mientras más privilegiada económicamente es la mujer, el nivel de trabajo no remunerado  disminuye, y viceversa.

Así, las mujeres del decil 1, el grupo de más bajos ingresos, aportan a su hogar trabajo por valor de 63 mil 307 pesos al año. Las mujeres de mayores ingresos, del decil 10, aunque aportan menos, no se quedan demasiado atrás, ya que contribuyen con 56 mil 450 pesos al año en trabajo no remunerado.

En el caso de los varones, las cifras muestran un panorama inverso, pues a mayor nivel socioeconómico, mayor es la aportación al hogar en trabajo doméstico y cuidados, sin que ello signifique que están al mismo nivel que las mujeres.

Así, en el decil 1, de menores ingresos, los varones aportan 19 mil 872 pesos al año. En el decil 10 aporta 24 mil 076 pesos. En el primer caso, menos de un tercio de lo que aportan las mujeres y en el segundo, menos de la mitad.

La conclusión a la que llevan estas cifras es que en el país persiste una marcada desigualdad en el trabajo doméstico que realizan hombres y mujeres. Ello, a pesar de que en muchos hogares de todos  los niveles socioecónomicos las mujeres realizan, además, labores remuneradas cuyo ingreso suman al de los varones.

Hace un año, el INEGI informó que durante 2017, el trabajo no remunerado conformó 23.3% del PIB, un porcentaje muy similar al actual, pero su monto fue menor  5.1 billones de pesos.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password