Joyeria de plata mexicana para cautivar

La terna de mujeres para la Suprema Corte presentadas por AMLO no garantiza independencia política

Para lograr la designación y ocupar el cargo en la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), los principales criterios que se deben tomar en cuenta en las propuestas, de conformidad con la Ley, son: profesionalismo, imparcialidad e independencia, y ninguna de las tres propuestas garantiza independencia política, aspecto fundamental para salvaguardar la autonomía del máximo tribunal de justicia.

Lo anterior se desprende de un análisis que hizo de la terna el periodista de El Universal  Raúl Rodríguez Cortés, en su artículo “La Terna de AMLO para la Corte”.

Si bien es cierto que Margarita Ríos Farjat y  Ana Laura Magaloni Kerpel cumplen cabalmente con el criterio de profesionalismo que exige el cargo, su trayectoria política  reciente compromete su independencia y por lo tanto su imparcialidad, ya ni qué decir de Diana Álvarez Maury que no cumple ninguno de los criterios sustanciales para ser considerada siquiera.

Ríos Farjat formó parte del equipo de transición del presidente López Obrador desde donde fue nombrada como directora del Servicio de Administración Tributaria (SAT), con el respaldo del Jefe de la Oficina de la Presidencia, Alfonso Romo. Tanto Ríos Farjat como Alfonso Romo tuvieron fuertes choques con el ex secretario de Hacienda, Carlos Urzúa. Su nombramiento como ministra de la Corte implicaría un reforzamiento del grupo de funcionarios que se ha conformado en el entorno de Romo y que han estado subordinados al poder del Presidente. No hay nada que indique que Ríos Farjat será independiente como ministra de la Corte.

Ana Laura Magaloni Kerpel, aunque ha despertado mayores simpatías porque tiene también una trayectoria profesional y académica que la respaldan, además de que no ocupa actualmente cargo en la administración pública, también formó parte del equipo de transición de Claudia Sheinbaum y es considerada, hasta antes de aparecer en la terna, como una de las propuestas de la Jefa de Gobierno para ocupar la plaza de fiscal general de la CDMX, junto con la actual procuradora Ernestina Godoy (aunque la Jefa de Gobierno ha dicho que ella no nombrará al fiscal sino que será el Congreso de la CDMX). Su nombramiento como ministra de la Corte implicaría el fortalecimiento del entorno de influencia de Claudia Sheinbaum, quien a su vez es considerada una pieza clave en la próxima sucesión presidencial y cuenta con todo el respaldo del presidente López Obrador.

Diana Álvarez Maury no garantiza suficiencia profesional, actualmente es subsecretaria en Gobernación en lugar de Tatiana Clouthier que prefirió quedarse en la Cámara de Diputados, además se define como experta en transmisión de energía cósmica y consultora de semiología de la vida cotidiana. No reúne ninguno de los criterios principales.

Las tres propuesta de la terna tienen fuertes vínculos políticos y partidistas que comprometen seriamente su independencia como ministras de la Corte, aunque se considera que Magaloni podría reunir mejores condiciones para su nombramiento.

Así lo hizo saber el senador del PAN, e integrante de la Comisión de Justicia, Damián Zepeda, quien señaló que Magaloni es un perfil que vale la pena para la Suprema Corte, pues consideró que es independiente además de tener una trayectoria académica y profesional importante.

Zepeda, por el contrario, descalificó a las otras propuestas porque no es correcto que funcionarios ahora pretendan ser ministros, “es un error y un descaro que quieran invadir de esa forma la SCJN”, dijo.

Los senadores del PAN señalaron que evaluarán las propuestas, que tienen claro que las instituciones deben ser autónomas y no una oficina presidencial.

Por su parte, el senador Miguel Ángel Mancera comentó que se agradece que se haya cumplido con la exigencia de que fuera una terna de mujeres, aunque se debe analizar bien los perfiles “son muy diferentes, uno que es cien por ciento académico”, en clara alusión a Magaloni.

El senador Ricardo Monreal dijo que las propuestas enviadas por el presidente López Obrador “reúnen los perfiles que habíamos solicitado: independencia, profesionalismo y capacidad…”.

Ángel Ávila, integrante de la Dirección Nacional Extraordinaria del PRD (DNE), había señalado ayer que “que bueno que el presidente López Obrador hizo caso al llamado del PRD a que la próxima terna para integrar la SCJN sea exclusivamente de mujeres. Exigimos perfiles autónomos e independientes (aunque en la 4T eso es mucho pedir)”.

Se espera que los senadores busquen un mejor acuerdo para evitar que de nueva cuenta ocurra un proceso tan cuestionado como el que sucedió con el nombramiento de Rosario Piedra al frente de la CNDH, la cual se encuentra sujeta a fuertes reclamos por su posible ilegitimidad y falta de independencia.

 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password