Son “pasiones desbordadas” que se tienen que ir controlando, dice AMLO sobre ataques a periodistas

Foto: Cuartoscuro

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, reprobó las agresiones de sus simpatizantes contra algunos representantes de la prensa durante la cobertura de su mensaje en el Zócalo y según dijo, esas acciones no ayudan a su gobierno, sino todo lo contrario. Reiteró que su movimiento político ha sido y será pacífico.

“Desde luego repruebo esa actitud. No se debe agredir a nadie. Ustedes cumplen con su trabajo y no debe de suceder eso. Eso, en vez de ayudar, perjudica. Eso, si lo hacen supuestamente para ayudar a nuestro gobierno, yo digo aquí que, en vez de ayudarnos, nos afectan. Además, son conductas reprobables. No debe de haber agresión a nadie, no violencia de ningún tipo, para nadie.  Este es un movimiento que ha sido, es y será pacífico siempre”, manifestó.

El mandatario fue cuestionado al respecto por el reportero de Televisión Azteca, Irving Pineda, uno de los afectados por estas agresiones; se dijo convencido de que los periodistas deben ser distantes del poder; sostuvo que respeta el trabajo de los periodistas y su derecho a disentir. Aseguró que él quiere que en su gobierno haya libertades amplias.

“Hay libertades amplias. Nosotros siempre hemos dicho que el periodista sebe estar lo más cercano que se pueda al pueblo y lo más distante que sea posible del poder. El periodista no debe de estar al servicio del poder y eso era lo que sucedía anteriormente, los periodistas estaban subordinados al poder. Entonces, no queremos eso, queremos que haya libertades completas y que se respete el derecho a disentir.  No se debe agredir a nadie y ustedes tienen  todo mi respeto y mi admiración”, expresó.

López Obrador insistió en que el proceso de “cambio de régimen” que se está llevando a cabo en su administración pasa por los medios de comunicación,  y en este sentido, afirmó que la relación de éstos con el gobierno ya no es la misma y por consiguiente hay algunos reacomodos y reacciones que son naturales.

“Ya la relación con los medios es otra. No es lo mismo la relación que existía hace un año entre el gobierno y los medios a la relación que tenemos ahora, empezando -hablando con claridad- que ya no se gasta en publicidad lo que se gastaba antes. Eso sin duda es un cambio que genera desconcierto. Otro cambio esto, el que todos los días estemos informando. Esto es otro cambio. Un tercer cambio es que hay más actividad en las redes sociales, en las benditas redes sociales. Yo les decía que cada ciudadano ahora es un medio de comunicación y eso desde luego que ya alteró las cosas. Luego hay una oposición, como es natural, que no está de acuerdo con los cambios que se están llevando a cabo y tiene esa oposición cierta influencia en medios”, sostuvo.

En torno a los ataques en redes sociales contra algunos comunicadores por parte de sus simpatizantes, el presidente los atribuyó a “pasiones desbordadas” que se tienen que ir controlando; se dijo convencido que quienes verdaderamente respaldan a su movimiento se van a moderar en algún momento.  Negó ser partidario de la censura, por lo que no ha tenido ninguna injerencia en la salida de algunos comunicadores de sus espacios.

“Nadie de este gobierno censura, no somos iguales. Están queriendo crear una imagen que hay censura, que se reprime a los medios. Lo que hay sí son estas pasiones desbordadas de simpatizantes que se tienen que ir controlando poco a poco. Si lo festejáramos, si lo aplaudiéramos, entonces no se controla; pero si son simpatizantes y están participando en la transformación del país, yo estoy seguro que van autolimitarse y aunque tengan el corazón caliente, la cabeza fría y respetar. Eso es lo que puedo decir”, adujo.

Recomendó que no sea tomado tan a pecho todo lo que se diga en las redes sociales, porque mientras que se tenga la conciencia tranquila no debe haber motivo de preocupación. Se puso como ejemplo y aseguró que según se desprende de un estudio reciente, él es el personaje político más calumniado, pero como tiene principios no se preocupa.

“No debemos, es un consejo respetuoso, tomar muy a pecho todos los cuestionamientos, porque somos de una u otra manera servidores públicos, estamos expuestos, el periodista, el político, todos. Imagínense si a mí me mortificara que me pusiera de mal humor o me irritara lo que dicen de mí. Acabo de ver hace dos o tres días un análisis, soy el personaje más calumniado en redes. ¿Qué me puede estar importando? Yo tengo mi conciencia tranquila, trabajo, tengo principios, tengo ideales y adelante”, enfatizó.

Aseveró que las reuniones que ha tenido con los concesionarios de medios de comunicación nunca han sido para que corran a algún periodista; dijo lamentar que sean objeto de agresiones e insistió que eso pasará. Recalcó que no son iguales a los “falsarios corruptos”, sin aclarar a quiénes se refiere.

“He invitado dos o tres veces a Emilio Azcárraga a informes y lo insultan, lo identifican y lo agreden y lo insultan de manera indebida, grosera, que me apena cuando me entero. Porque los invito para que vengan al informe, porque yo represento a todos, el gobierno es de todos los mexicanos y él paga por todos los que han hecho comunicación o que han trabajado en medios. Yo ofrezco disculpas, porque ese comportamiento no se debe de aplicar a nadie. Entonces, yo puedo entender que exista oposición, resentimiento, todo, pero no puede haber agresión de ese tipo. Si yo lo invito es porque tengo una relación con él, ni siquiera es para que Televisa hable bien del gobierno, a nadie le pido eso: Oye, ayúdanos, danos tiempos, hablen bien. Nunca lo he hecho ni lo haré, mucho menos decirle: Este conductor Loret de Mola está criticando al gobierno, ayúdanos ¿no?, hazlo a un lado. Eso no, sería negarnos a nosotros, es ir en contra de nuestros principios.  No somos iguales a los conservadores corruptos, falsarios. Eso es lo que yo quería aclarar”, anotó.

Cabe mencionar que mientras el presidente manifestaba en su conferencia de prensa su desacuerdo con las agresiones a los periodistas por parte de sus simpatizantes, éstos impulsaron en Twitter la etiqueta #IrvingChillón para atacar al reportero Irving Pineda.

arg

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password