Si se pudo acabar con el huachicoleo, también se terminará la violencia, afirma López Obrador

Foto: Cuartoscuro

Luego de asegurar que su gobierno trabaja todos los días en el tema de la seguridad, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, reconoció que este asunto es una de las principales preocupaciones de la ciudadanía, sin embargo sostuvo que la confianza de la gente en su gobierno le permitirá tomar las mejores decisiones para atenderlo.

En su conferencia de prensa matutina, el mandatario señaló que un gran avance en el objetivo de combatir la violencia es la creación de la Guardia Nacional; señaló que una vez que se concretó la reforma constitucional para darle al Ejército y la Marina las atribuciones necesarias para participar en funciones se seguridad pública, ya se está trabajando en la formación de la nueva corporación que cubrirá todo el territorio nacional. No obstante, admitió que será un proceso gradual y que si bien, la violencia no ha tenido una reducción tan significativa como se quisiera, se está controlando.

“Es un proceso que ya se inició y tenemos que preparar también instalaciones, porque se trata de establecer 266 coordinaciones territoriales en todo el país, con número de 300, 500, 600 elementos por coordinación. Vamos a tener una presencia en todo el territorio. Todo esto lleva tiempo, por eso la gente, al mismo tiempo que está preocupada, porque no ha disminuido la inseguridad, la violencia, hemos controlado la incidencia delictiva, pero no ha habido una disminución considerable”, expuso.

Sin embargo, López Obrador se dijo confiado en que podrá acabar con la violencia y devolver la tranquilidad al país durante su gobierno; a manera de ejemplo, destacó que en apenas unos meses se logró reducir en un 95% el problema del robo de combustible o huachicoleo, y aun cuando esto no es comparable con la problemática de inseguridad que afecta al país, es muestra de que en la medida que se combata la corrupción y se enfrenten las causas, es posible lograr la meta. Aseguró que aunque aún es marginal, ya comienza a haber reducciones en algunos ilícitos.

“En los datos de este mes hay una disminución en homicidios y en otros delitos, pero muy marginal. La gente sabe eso, que no se ha podido resolver el problema de la inseguridad, de la violencia, pero al mismo tiempo nos tienen confianza y sabe que lo vamos a lograr, en el mediano plazo se va a lograr bajar la incidencia delictiva”, enfatizó.

A decir del presidente, el decreto que firmó para renunciar a su facultad de condonar impuestos es un acción sencilla que le permitirá a su gobierno terminar con la delincuencia de cuello blanco, y si bien aceptó que acabar con la violencia en el país le llevará más tiempo, también lo conseguirá.

“El robo de combustible en tres meses se redujo en un 95 por ciento, casi desapareció, se robaban 80 mil barriles diarios y traemos un promedio de cuatro mil barriles diarios de robo. Ahí se pudo. El decreto que acabo de firmar ahora es pan comido para que se acabe el huachicol arriba, es decir, ya no se condone, es tanto dinero de impuestos. Eso es relativamente fácil; lo otro sí lleva un poco más de tiempo, pero lo vamos a lograr”, indicó.

arg

 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password