Si me equivoqué en caso Aguayo, que la SCJN rectifique: magistrado; hubo favoritismo hacia Moreira, reitera el columnista

Foto: La Silla Rota

Según el magistrado José Huber Olea Contró, quien emitió la sentencia en contra del periodista Sergio Aguayo en su litigio contra el exgobernador de Coahuila, Humberto Moreira, su decisión fue tomada con criterios estrictamente jurídicos, conforme a la jurisprudencia que emana de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

En una carta enviada a Federico Arreola, director del sitio digital SDP Noticias, dijo estar convencido de que la libertad de expresión debe ser absoluta y por lo tanto, ninguna opinión periodística tendría que ser sujeta de condena alguna; no obstante, justificó que durante el desempeño de su función tiene que hacer a un lado sus convicciones personales y circunscribirse a lo que marcan las leyes.

El impartidor de justicia, quien declinó ser entrevistado por Arreola,  consideró en su carta que está en manos de la SCJN resolver si su sentencia fue equivocada y en caso afirmativo, dotar a los jueces de las herramientas jurídicas necesarias para la protección de la libertad de expresión.

“Hoy considero oportuno señalar que, desde mi perspectiva, de ninguna forma se debería condenar una opinión periodística, por estimar que tal circunstancia podría vulnerar un derecho tan esencial como la libertad de expresión; sin embargo, en la actualidad, tal proceder es el que se ha establecido conforme a los criterios emitidos por nuestros Más Altos Tribunales, y con base en dichas pautas, fue que se dictó la sentencia motivo de controversia. Pese a ello, si me equivoqué, espero me lo hagan saber otras instancias judiciales; lo aceptaré como es mi obligación y usaré los criterios que se establezcan en futuras ocasiones”, adujo en la misiva.

Sin ofrecer detalles de los elementos concretos que lo llevaron a determinar que Sergio Aguayo incurrió en daño moral en perjuicio de Humberto Moreira, el magistrado dijo confiar en que este caso sea “un parteaguas” para la protección de los derechos de los periodistas, a fin de evitar que éstos se vean orillados a recurrir a abogados que no, según él, no tienen los conocimientos para la defensa de sus intereses.

“Creo que el caso en cita debe generar un parteaguas que permita emitir criterios que favorezcan a la protección de los periodistas, y entonces se nos dote a los juzgadores de todas las armas necesarias para proteger sus derechos, sin que dichos profesionistas se encuentren en la necesidad de acudir con abogados que muchas veces no cuentan con los conocimientos suficientes para la defensa de sus intereses, al no poder cubrir los honorarios de litigantes especializados; pues de ninguna forma los periodistas deben estar sujetos a defensas legales sofisticadas, o los juzgadores locales a la aplicación de criterios limitados”, sostuvo.

Tras recordar que no se ha cubierto la garantía económica para la suspensión de la sentencia contra Sergio Aguayo, Olea Contró señaló que las críticas hacia su labor por este asunto ya han invadido el ámbito de su vida personal, y en este sentido, negó las versiones que afirman que posee automóviles de lujo y una riqueza inexplicable. Reiteró que si la SCJN determina que su fallo fue erróneo, no tendrá reparo en rectificar.

“Los comentarios esgrimidos acerca de mi persona derivados de este caso, han permeado en mi esfera personal y profesional, sin que exista sustento para ello, pues no hay verdad en las acusaciones hechas en mi perjuicio; no poseo ni Ferraris, ni las riquezas de las que injustificadamente se habla; no soy un cínico. Sin embargo, sí tengo capacidad de autocrítica, y como juzgador, académico y ser humano, espero que la Corte nos hable con su sentencia, como lo hemos hablado desde la justicia local de la Ciudad de México, y en caso de existir algún error en la labor ejercida, se rectifique en beneficio de quien la justicia estime necesario amparar”, manifestó.

Entrevistado al respecto por Ciro Gómez Leyva en Radio Fórmula, Sergio Aguayo, sostuvo que la queja que interpuso ante el Consejo de la Judicatura Federal (CJF) contra el magistrado José Huber Olea, no sólo se refiere a su última sentencia en el litigio contra Humberto Moreira en la que le impuso pagar 10 millones de pesos, sino con su actuación a lo largo de todo el proceso en donde fue evidente su favoritismo hacia el exgobernador de Coahuila.

Agregó que corresponderá al Consejo de la Judicatura valorar todos los elementos que su defensa aporta para sustentar su queja, sin embargo, se dijo satisfecho de que su caso ya haya salido del ámbito del Poder Judicial de la Ciudad de México al cual calificó como una “mazmorra”.

Declinó opinar si el magistrado es sincero o no en su carta, sin embargo consideró lógico que trate de defender su trabajo. Insistió en que será el CJF y en su momento la SCJN, quienes determinen si actuó conforme a derecho y tomen la decisión final sobre este caso.

arg

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password