SFP se resistió a ser fiscalizada, informa ASF

Foto: Gobierno de México

La Secretaría de la Función Pública, encargada de fiscalizar la actuación de los funcionarios del gobierno federal, opuso resistencia a ser fiscalizada por parte de la Auditoría Superior de la Federación, ya que intentó evitar que el órgano tuviera acceso a sus instalaciones y su información.

“La posición adoptada por la SFP durante el proceso de fiscalización resultó ser incongruente con la estricta aplicación de principios de transparencia, rendición de cuentas y combate a la corrupción y a la impunidad que la propia dependencia federal impulsa en el ámbito de sus facultades”, informó la Auditoría Superior de la Federación.

La SFP fue auditada como parte de un proceso de revisión de diversos procesos de control para fortalecer la transparencia, la rendición de cuentas y el combate a la corrupción, puestos en marcha al interior de las dependencias del gobierno federal.

Pero, además de que la SFP no pudo acreditar que implementó esos procesos de control, trató de obstaculizar la fiscalización por parte de la ASF. Asimismo, se encontraron irregularidades en el proceso de contratación de servidores públicos al interior de la estructura del área denominada Coordinación General de Órganos de Vigilancia y Control.

Esta área coordina los llamados Órganos de Vigilancia y Control.

“La ASF comprobó que, en 2019, la Coordinación General de Órganos de Vigilancia y Control (CGOVC) no implementó mecanismos y acciones para coordinar la participación de los OVC en el debido cumplimiento del PNCCIMGP 2019-2024. Tampoco fue posible que la SFP acreditara cómo mejoró el control interno para coadyuvar al cumplimiento de los objetivos y las metas de las dependencias y entidades de la Administración Pública Federal, ni de qué manera focalizó los actos de auditoría en las áreas proclives a irregularidades administrativas e ilícitos en la gestión pública”.

Entre los múltiples datos revelados en la tercera entrega de la Revisión de la Cuenta Pública 2019, que la ASF hizo llegar a la Cámara de Diputados, se da cuenta de la falta de colaboración que la secretaría a cargo de Irma Eréndira Sandoval mostró para transparentar su labor ante el máximo órgano fiscalizador.

Así como el trabajo de los funcionarios es vigilado por la SFP, las diversas dependencias del gobierno son auditadas por la ASF, de acuerdo a normativas que tienen como finalidad evitar actos de corrupción y abusos en el ejercicio de la función pública.

En uno de los informes de la Revisión de la Cuenta Pública, se señala que durante la auditoría realizada en 2019, la SFP “mostró resistencia al proceso de fiscalización”.

Lo hizo “al no permitir el acceso al equipo auditor a sus instalaciones y archivos”, enfatiza.

Además, los funcionarios de la mencionada secretaría “se negaron a comparecer ante la ASF”. Dice que de manera concreta, destacó la “negativa a entregar la información del expediente de investigación integrado por presuntas anomalías e incongruencias en el estado patrimonial de un líder sindical”, del cual no se reveló el nombre.

Agregó que, con el argumento de la crisis sanitaria por COVID-19, funcionarios de la SFP se negaron a conceder entrevistas complementarias con diversos funcionarios.

 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password