Será un militar en activo quien encabece la Guardia Nacional: AMLO; habrá una reconversión de las fuerzas armadas, afirma

Foto: lopezobrador.org

Tras asegurar que en la nueva estrategia de seguridad ya no habrá más dispersión ni desorganización, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, destacó que la única forma para enfrentar el grave problema de violencia es que haya esfuerzos coordinados y que todos los días se revise lo que ocurre en el país en materia delictiva.

Destacó que con la reforma constitucional recientemente aprobada en el Congreso, ya se cuenta con el marco legal que se necesitaba para que los elementos de la Marina y el Ejército puedan participar en tareas de seguridad pública sin ningún problema y es por ello, que con la conformación de la Guardia Nacional se contará con los elementos que se requieren para hacer frente a la inseguridad.

A pregunta expresa, López Obrador adelantó que será un militar en activo quien encabece la Guardia Nacional, cuyo nombre dará a conocer la próxima semana;  justificó su decisión con el argumento de que este cuerpo de seguridad estará conformado en su mayoría por elementos castrenses, y por lo tanto, se requiere a una persona con la experiencia, profesionalismo y lealtad que caracterizan a una institución como el Ejército.

Indicó que así lo hizo saber al presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, con quien se reunió este jueves y quien, aceptó, le sugirió un mando civil. El Ejecutivo Federal confió en que se entienda que lo que más conviene es un mando militar y negó que esto vaya en contra de la reforma; según su perspectiva, con la Guardia Nacional habrá una “reconversión” de las Fuerzas Armadas.

“La Guardia Nacional va a pasar por un proceso de formación, un proceso previo de capacitación en dos temas que son fundamentales: derechos humanos y uso moderado, regulado de la fuerza. En eso consiste la reconversión. No se trata ya de operativos, como era la costumbre, operativos contra un cártel en particular, nos interesa la seguridad pública, ese es el cambio”, adujo.

Detalló que con los 220 mil efectivos del Ejército, los 40 mil de la Marina, los 10 mil de la Policía Federal, más los 50 mil que se reclutarán, se tendrá la cobertura suficiente en las 226 coordinaciones territoriales en que se dividió al territorio nacional. Confió en que con la Guardia Nacional, aunado a atender las causas de la violencia,  se podrá “serenar” al país.

“La base de esta estrategia, esto a pesar de que trabajáramos coordinados, de que estuviésemos todos los días atendiendo el asunto, el problema, a pesar de más elementos, no serviría del todo si no partiéramos de una base, de un elemento que es fundamental, es la clave: atender las causas que originan la inseguridad y la violencia. Y eso es lo que estamos haciendo”, indicó.

Según el presidente, aun antes de que entre en operación la Guardia Nacional, con el hecho de reunirse todos los días con el gabinete de seguridad han comenzado a verse resultados, que si bien no son los que se quisiera, significa que se avanza en la ruta correcta; por lo mismo, reiteró que no es su prioridad capturar capos ni dar golpes espectaculares.

“Las metas antes eran: a ver, a qué personaje de la delincuencia organizada famoso se detiene y se hace un espectáculo. ¿Y qué se resolvía con eso?, si seguía la violencia, si seguía la inseguridad. Entonces, lo que queremos es atender las causas, ir al fondo y llamar a todos los mexicanos a portarnos bien. Va a iniciar una campaña para orientar a los jóvenes a que no se consuma droga, una campaña general. Y nos van a ayudar todos para dar opciones a los jóvenes, alternativas, informarles el daño que causan las drogas, ciertas drogas que ahora se están consumiendo más, que destruyen, y a dar opciones, a dar alternativas. Insistir mucho en que sólo siendo buenos podemos ser felices”, enfatizó.

Anunció que durante la visita de la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, también le explicará su estrategia de seguridad y del porqué se requiere del apoyo del Ejército, sin embargo, consideró que no debe haber preocupación porque él nunca usará a  las Fuerzas Amadas para reprimir.

“Viene la señora Bachelet, viene la señora Bachelet y le voy a explicar el por qué necesitamos del apoyo del Ejército. Nada más quiero también que quede claro que el presidente de México es al mismo tiempo comandante supremo de las Fuerzas Armadas, y yo nunca voy a dar la orden al Ejército, a la Marina, a ninguna corporación que se reprima al pueblo de México”, apuntó.

arg

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password