Senado aprueba exigir datos biométricos a usuarios de teléfonos celulares

Cuartoscuro

El Senado de la República aprobó una reforma a la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión para crear el Padrón Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil, por el que los usuarios de este servicio deberán entregar sus datos biométricos, lo cual implicaría una violación a la privacidad en aras de la seguridad.

Por 54 votos a favor, 49 en contra y 10 abstenciones el órgano legislativo aprobó el nuevo registro, al que el usuario de teléfonos celulares deberá entregar obligatoriamente información sensible como su huella dactilar, el iris de sus ojos, las facciones de su rostro y el tono de voz y firma.

Para el caso de los artículos reservados, la votación fue de 56 a favor, 52 en contra y siete abstenciones.

El usuario de teléfonos móvil deberá registrarse cuando adquiera una tarjeta SIM o una línea telefónica por prepago, para disminuir la utilización de líneas desechables. De esa forma se integrará una base de datos de los titulares de las líneas telefónicas en las modalidades de prepago y pospago desde su adquisición. Se plantea que a ella sólo tendrán acceso las autoridades de seguridad y procuración de justicia.

El cliente deberá presentar identificación oficial, comprobante de domicilio y un método de información biométrica. En caso de no hacerlo la línea telefónica será cancelada en 30 días y hasta se podría aplicar una multa de hasta casi 90 mil pesos.

Los datos que deberá entregar el cliente son: nombre; número de celular y fecha de activación de la línea; nacionalidad; identificación oficial y fotografía; Clave Única de Registro de Población; datos biométricos; domicilio; concesionario del servicios y esquema de contratación.

Según anunció en su cuenta de Twitter el Senado, “con el objetivo de combatir los delitos que son cometidos a través del uso de teléfonos celulares, se aprobó reformar la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión, para crear el ‘Padrón Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil’”.

En una infografía informó que la reforma tiene la intención de frenar los delitos de extorsión, fraude y secuestro cometidos con teléfonos celulares.

Votaron en contra los legisladores del PAN, el PRI, el PRD y Movimiento Ciudadano, además de la morenista Jesusa Rodríguez.

Senadores de la oposición denunciaron que este padrón puede tratarse de una suerte de Big Brother que, además, es una reforma anticonstitucional, por lo que puede ser combatida mediante recursos legales, además de que pusieron en duda su eficacia para combatir la delincuencia.

Entre las legisladores que se pronunciaron en contra estuvo Xóchitl Gálvez, para quien se trata de una reforma inconstitucional y atentatoria contra los derechos humanos, sino que puede propiciar “un sistema de vigilancia de hostigamiento con carácter autoritario, indigno de un país democrático”.

A favor se pronunció la senadora de Morena Lucy Meza, quien dijo que se busca inhibir delitos como la extorsión y el secuestro, que llegan a producir 12 mil millones de pesos anuales.

El senador Emilio Álvarez Icaza destacó que únicamente 17 países tienen un padrón similar, que es violatorio de los derechos humanos, como Afganistán, China y Venezuela. Además recordó que Ricardo Monreal, hoy coordinador de la bancada de Morena en el Senado, se pronunció en 2011 contra el Renaut (Registro Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil, similar al padrón aprobado este martes) al decir que privilegiaba los intereses de la cúpula estatal cobre los de la ciudadanía.

Por su parte, el perredista Miguel Ángel Mancera destacó que la reforma es un cóctel de violaciones a la Constitución, lo que dará lugar a acciones de constitucionalidad.

Por Movimiento Ciudadano, Noé Castañón dio cifras de lo que costará el flamante padrón: en su primer año se gastará en él 109 millones de pesos, además de que dará lugar a otro tipo de delitos y prácticas del crimen organizado.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password