Senado confirma que no hay documentos con asesorías generados por Antonio Attolini

@antonio.attolini

El Senado de la República informó, por segunda ocasión, que no existen documentos de asesoría elaborados por Antonio Attolini Murra, actividad por la que cobra 60 mil pesos mensuales.

En un alcance a la respuesta inicial de esa cámara legislativa, la Coordinadora General de la Unidad de Transparencia del Senado de la República envió a etcétera distintos oficios, entre ellos el número CAFM/LXIV/131/2019, firmado por la senadora Bertha Alicia Caraveo Camarena, donde confirma que no existe un solo documento generado por Antonio Attolini, ya que los documentos de las comisiones se producen “de manera conjunta entre el Secretario Técnico de la Comisión y los Asesores Parlamentarios”.

Dado que la senadora Bertha Alicia Caraveo preside la Comisión de Asuntos Fronterizos y Migratorios, ella afirma que Atollini participó en la elaboración de siete dictámenes.

Si se considera que Attolini Murra ha cobrado 750 mil pesos en los últimos 10 meses, resultaría que su supuesta participación en cada dictamen habría costado a los contribuyentes más de 100 mil pesos.

No obstante, la senadora Caraveo no aporta evidencias de las aportaciones de Attolini en estos dictámenes, como son fichas o archivos con trabajo específico que documenten su participación efectiva.

Es decir, para transparentar, conforme a la ley, las actividades de Attolini con cargo al erario, no es suficiente que el Senado señale que el señor Attolini participa en trabajos colectivos, ya que, de ser cierto que sí colabora en ellos, deberían existir soportes con sus aportaciones (por ejemplo, correos electrónicos), mismos que no se remiten en el alcance que el Senado envió. De hecho, la respuesta de la senadora Caraveo hace considerar que tales documentos ni siquiera existan.

Cabe señalar que, las dilaciones del Senado, en dar una respuesta completa a nuestra petición, abren la posibilidad de que tales documentos sean generados a posteriori y atribuidos al señor Attolini, ya que sólo su entrega al Senado por un mecanismo cuya fecha no sea manipulable, darían constancia de su existencia previa a las solicitudes de transparencia que este medio realizó.

Hasta este momento, el Senado espera que la opinión pública crea, a buena fe cumplida, que el señor Attolini trabaja en lo que cobra, aunque no haya un solo documento que lo acredite.

Asimismo, de acuerdo a las prácticas generales para la elaboración de documentos en entidades públicas, son escasas las probabilidades de que el señor Attolini participe en los trabajos colectivos de la Comisión senatorial de Asuntos Fronterizos y Migratorios, con un café en mano, sólo aportando comentarios, mientras otros transcriben sus ocurrencias. Aún si fuera así, corresponde al Senado de la República expresarlo en esos términos… y entregar constancias de ello, cosa que hasta ahora no ha hecho.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password