Según AMLO, no sabía que existía la CISS, organismo que presidía Gibrán Ramírez; no voy a involucrarme en asuntos partidistas, dice

Foto: Cuartoscuro

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, aseguró que se abstendrá de intervenir o pronunciarse en cuestiones partidistas, aun cuando se trate de Morena, porque no quiere dar pie a que se diga que busca incidir en el contexto electoral.

El mandatario dijo lo anterior al cuestionado sobre las declaraciones de la alcaldesa de Hermosillo, Célida López, de extracción morenista, quien propuso fusilar a los narcotraficantes. Evadió dar una opinión sobre el particular,  sin embargo, justificó que en el caso del conflicto de Chihuahua tuvo que pronunciarse porque está de por medio un interés superior como es el agua.

“No, pues me abstengo porque miren, en Sonora y ya en la mitad de los estados van a haber elecciones y entonces no debo estar contestando cosas que tienen que ver con lo electoral. Hice referencia a lo de Chihuahua porque ya es mucho descaro y además se está perjudicando al país, si no cumplimos con el convenio de aguas puede haber represalias. Entonces, es un exceso, es un acto irresponsable utilizar una inconformidad en el manejo del agua, incluso por legítima que sea, cuando está de por medio un interés nacional, no se debe de utilizar eso con propósitos politiqueros, partidistas. Por encima del interés de grupos, del interés de los partidos, está el interés nacional. Entonces, no meternos tanto”, alegó.

López Obrador consideró que fue con una intención política que la semana pasada, le formularon una pregunta sobre un precandidato a presidir Morena, en alusión a Gibrán Ramírez a quien evitó citar por su nombre. Según, dijo ni siquiera sabía que existía el organismo de seguridad social que éste presidía y menos, que hubiera irregularidades. No obstante, insistió en que su gobierno no va a encubrir actos de corrupción y se investigue lo que sea necesario en este asunto.

“También al otro día, yo ni sabía, aquí la semana pasada me hicieron una pregunta, que no entendí bien, acerca de un instituto del Seguro Social y resulta que el que estaba en ese instituto es ahora precandidato a presidente de Morena. Y me preguntaron si se iba a investigar, pues ¿qué contesté?, pues que se investigue como debe de ser y que se castigue al que comete una irregularidad, un acto de corrupción, cero tolerancia; pero después ya me entero de que se trataba de un cuestionamiento a uno de los precandidatos”, pretextó.

Insistió en su evasiva a opinar más detalladamente sobre los señalamientos a Gibrán Ramírez, al aducir que tiene que ser cuidadoso de los asuntos partidistas sobre los que debe o no hablar, a fin de no caer en “trampas” que le quieran tender. Una vez más reivindicó su derecho a guardar silencio.

“Entonces, tengo yo que cuidarme porque, si no, caigo en la trampa y ustedes tienen todo el derecho de preguntar, además con absoluta libertad de todo, pero yo también tengo el derecho de callarme, o sea, lo que antes se decía, uno es rehén de lo que dice y dueño de su silencio, pero no es tú caso, o sea, es decir, tengo que andar con cuidado”, manifestó.

Apenas la semana pasada, el presidente fue cuestionado respecto a las versiones que implican a  Gibrán Ramírez en presuntas irregularidades financieras durante su gestión al frente de la Conferencia Interamericana de Seguridad Social (CISS); dijo que pediría al director del IMSS, Zoé Robledo, que se hiciera una investigación e informara al respecto. Hoy, sin embargo, alegó que no se va involucrar en temas partidistas.

arg

 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password