Sancionan a Carlos Lomelí por falsear información en licitaciones gubernamentales del sexenio anterior

A pesar de que el propio presidente, Andrés Manuel López Obrador, defendió arduamente a su amigo y ex superdelegado Carlos Lomelí, la Secretaría de la Función Pública impuso una multa de más de un millón de pesos a dos de sus empresas, fabricantes de medicamentos y las inhabilitó por dos años y medio como proveedoras del gobierno federal por falsear información en licitaciones gubernamentales.

Estas sanciones no castigan la actuación de las empresas de Lomelí durante la presente administración, sino sancionan hechos verificados el sexenio pasado. Sobre los señalamientos hechos en el gobierno de López Obrador, de quien Lomelí es amigo cercano, no se ha pronunciado.

En comunicado de prensa, la SFP informó de las sanciones impuestas a ambas empresas, que  incumplieron con Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público durante el sexenio pasado.

Según el documento, “las dos empresas manifestaron que no contaban con ningún integrante que fuera servidor público, cuando en realidad una persona, que en ese momento se desempeñaba como diputado federal, era integrante de las mismas, lo que incumple con la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público”, refiriéndose a la etapa de Lomelí como diputado local de Jalisco, del 2015 al 2018.

Hace unos meses, una investigación de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad reveló que Lomelí era el eje de una red de empresas farmacéuticas que, tan solo durante el presente gobierno, obtuvo contratos por 164 millones de pesos en venta de medicamentos al sector salud.

Por ese motivo fue señalado por conflicto de interés y tráfico de influencias, ya que al tiempo que era funcionario del gobierno federal en el área de programas sociales, sus empresas eran proveedoras del mismo.

Ante los señalamientos, Lomelí alegó su inocencia, pero renunció a su cargo el 12 de julio pasado, mientras el presidente aseguraba que dichas acusaciones eran meras “politiquerías”. Hoy, la propia SFP determina sancionar al empresario por medio de dos de sus empresas, las cuales deberán pagar una multa conjunta de 1 millón 51 mil 500 pesos.

En mayo, interrogado al respecto, López Obrador respondió, molesto y con la cara descompuesta que “esto es parte de una confrontación política que existe. ¿Saben como se le llama a esto, no? Coloquialmente ‘grilla’ o más elegantemente: ‘politiquería’. Pero de todas maneras nosotros no vamos a permitir la corrupción”.

Lomelí fue diputado plurinominal en 2015 por Movimiento Ciudadano y luego de dos años en dicha bancada se pasó a Morena, en 2017. Renunció a su curul para buscar la gubernatura de Jalisco, y al perder, su buen amigo López Obrador lo nombró “super delegado” para Jalisco, adscrito a la Secretaría del Bienestar.

Fue luego de su designación que MMCI reveló que una de sus empresas, Laboratorios Solfrán, buscaba participar en licitaciones para la venta de medicamentos al gobierno federal para el segundo semestre de este año, al tiempo que se desempeñaba como funcionario federal.

También se reveló que era el eje de un complejo entramado de empresas en las que su pareja y personas allegadas a él cumplían diversas funciones legales, de manera tal que en el papel, él no apareciera ligado a ninguna de las empresas que licitaban.

La sanción que aplica ahora la SFP no se da por lo que Lomelí haya hecho durante el presente sexenio,  sino por la participación de dos de sus empresas en licitaciones del sexenio anterior, así que queda pendiente saber si la dependencia a cargo de Irma Eréndira Sandoval está investigando las licitaciones en las que las empresas de Lomelí participaron durante el 2019.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password