Rusia agradece apoyo de diputados y valora postura del gobierno mexicano en “operación” contra Ucrania

Facebook/PT

En el contexto de la invasión militar contra Ucrania, Viktor Koronelli, embajador ruso, agradeció el apoyo de diputados y valoró la postura del gobierno durante la instalación del Grupo de Amistad México-Federación de Rusia, integrado por legisladores del PT, Morena y PRI.

Sobre la invasión (a la que sigue llamando “operación militar especial”), el embajador ruso se mostró muy complacido con la posición del gobierno mexicano.

Comentó que su país enfrenta “no sólo una operación militar especial en Ucrania, sino también una tremenda guerra mediática. Por eso yo valoro mucho este gesto, esta demostración de amistad, solidaridad y apoyo”.

Dijo que Rusia “no empezó esta guerra: la está terminando” por la situación del Donbás, donde hay un exterminio sistemático de la población perpetrado por “fuerzas neonazistas apoyadas por Occidente”.

Después de una retahíla de dichos en los que el diplomático quiso aparentar que la verdadera víctima de la invasión no es Ucrania sino, ni más ni menos, la propia Rusia, dijo. “Nosotros valoramos altamente la postura, la posición del gobierno de los Estados Unidos Mexicanos ante la crisis ucraniana. Después del inicio de la operación especial militar rusa estamos en contacto constante, permanente con nuestros colegas de la cancillería mexicana, de la Secretaría de Relaciones Exteriores. Respetamos mucho la posición demostrada ya varias veces por el señor presidente de México, Andrés Manuel López Obrador; por el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, que México nunca va a unirse con las sanciones antirrusas, y que nunca, a pesar de las peticiones del gobierno de Ucrania, nunca va a suministrar armamento a Ucrania”.

Facebook/PT

Dijo que lo que está ocurriendo no va  a afectar las relaciones entre México y Rusia, “que sigue siendo uno de nuestros socios más antiguos y más importantes en la región latinoamericana”. Y agregó que en 2021, el intercambio comercial aumentó más de dos veces respecto al año anterior, por lo que alcanzó 4.8 mil millones de dólares (para dar idea del tamaño: mucho menos del 10 por ciento de lo que en el mismo periodo obtuvo México sólo por remesas).

El diputado petista Alfredo Femat Bañuelos, presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores, felicitó al líder histórico de su partido, Alberto Anaya, por la instalación del Grupo de Amistad México-Federación de Rusia.

“Estamos convencidos que los grupos de amistad son el mejor embrión de la democracia parlamentaria para que, a través de los grupos de amistad se puedan profundizar las relaciones de amistad, cooperación y de intercambio”, expresó.

Añadió: “Aprovecho para hacer votos para que las pláticas que se están llevando a cabo entre Rusia y Ucrania permitan el cese al fuego de manera inmediata y buscar una salida diplomática al conflicto”.

Apenas el 21 de marzo, dos días antes, el diputado Femat Bañuelos expresó posiciones que ahora se guardó muy bien frente a Koronelli: la condena al uso de las armas y a la invasión de territorios, y a favor de la proscripción de la amenaza y el respeto a la autonomía y autodeterminación de los pueblos. Hoy, todo eso quedó en el baúl de los muy convenientes recuerdos.

En su intervención, el líder histórico del PT, Alberto Anaya, dijo que el grupo de amistad con Rusia representa la pluralidad de nuestro país y una congruencia con el artículo 89 constitucional: “México abierto a tener amistad con todos los países del mundo”. Y que está a favor de la solución de los conflictos entre naciones por la vía diplomática y a favor del principio de la no intervención.

Con bastante orgullo, Anaya recordó las relaciones de México con muchos regímenes antidemocráticos, lo que ha satisfecho a un partido como el del Trabajo: “México mantiene relaciones con Irak, mantuvo relaciones con Libia, con China. Mantuvimos relaciones también con Afganistán, con Corea del Norte, con Cuba, con Venezuela, con todo el Eje del Mal. Y decirles, pues, que también mantuvimos relaciones, desde 1890, con Rusia, donde el zar Alejandro III establece en 1890”.

Y recordó que México fue el primer país de América que estableció relaciones con la Unión Soviética en 1924.

Mencionó que el presidente Andrés Manuel López Obrador instruyó a Marcelo Ebrard, secretario de Relaciones Exteriores, para que México no participe en las sanciones económicas y de todo tipo que con motivo del conflicto entre Ucrania y Rusia, y que se mantendría una situación de paz y de neutralidad, en donde las partes acuerden cesar este conflicto y que el conflicto no escale.

Augusto Gómez Villanueva, un priista de muy viejo cuño (“es de la izquierda del priismo”, cuchicheó Anaya al embajador), agradeció y reconoció con satisfacción la vacuna Sputnik contra la Covid-19. Y recordó que de niño aprendió a cantar “La Internacional socialista” y que el general Lázaro Cárdenas recibió el premio Stalin de la Paz.

Los integrantes del grupo son Nelly Maceda Carrera, Pedro Vázquez, Benjamín Robles, Maribel Martínez Ruiz, Shirley Vázquez, Reginaldo Sandoval, Lilia Aguilar, Gerardo Fernández Noroña, Irma Garay Loredo, Magdalena Núñez Monreal, Margarita García, Maricarmen Bernal, Ana Karina Rojo, Francisco Amadeo Espinoza, Armando Reyes Ledesma, Jorge Armando Ortiz y Femat Bañuelos, del PT.

También hay miembros de otros partidos: Armando Contreras Castillo, Félix Durán Ruiz, Jaime Humberto Pérez, Manuel Vázquez Arellano y Hamlet García, de Morena, y Gómez Villanueva, del PRI.

Facebook/PT

En la Cámara, diputados de Movimiento Ciudadano, encabezados por Jorge Álvarez Máynez y Salomón Chertorivski, se expresaron en rechazó al acto prorruso y contra la guerra. El primero calificó la instalación del grupo de amistad como un acto de “impertinencia e imprudencia parlamentaria” en un momento en que “está activa una invasión militar contra un pueblo inocente, que está siendo masacrado, donde se están colapsando regiones enteras de cientos de miles de personas”.

En la instalación del grupo de amistad, sin embargo, ni los diputados mexicanos ni mucho menos el embajador ruso mencionaron que en la Organización de las Naciones Unidas, tanto en su Consejo de Seguridad como en el Pleno, México condenó la invasión (no “operación especial militar”) de Rusia contra Ucrania.

En la reunión del Consejo de Seguridad del 25 de febrero, el representante mexicano, Juan Ramón de la Fuentes, expresó con claridad: “México condena los actos de agresión perpetrados por la Federación de Rusia en contra de Ucrania”. Y reconoció la soberanía, la independencia política y la integridad territorial de Ucrania. Después lo ratificó en el Pleno, en el que la gran mayoría de los países condenó a Rusia.

https://twitter.com/Isa_Uribe/status/1506688590830571520

Después el gobierno mexicano se negó a sumarse a las sanciones económicas contra el país agresor y también rechazó la petición de armas hecha por congresistas ucranianos para la defensa de su país.

Al contrario de muchos momentos luminosos de la política exterior mexicana, este miércoles el presidente López Obrador se mostró favorable a la blandenguería frente a la agresión rusa. En su conferencia de prensa dijo hoy: “En el caso de la guerra, nosotros no vamos a participar ni a favor ni en contra. Es una postura de neutralidad la nuestra, que tiene que ver con la política exterior de México”.

Por eso el embajador ruso le está agradecido a él y a los diputados del grupo de amistad.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password