Rosario Piedra en Change.org: casi 25 mil piden su renuncia; no la apoyan ni 500

La elección, designación y toma de protesta de Rosario Piedra como presidenta de la Comisión Nacional de Derechos Humanos no solamente generó intensa conversación en redes sociales durante las últimas semanas. También ha sido tema de cinco peticiones en la plataforma Change.org, tres a favor de su permanencia y dos en contra.

Change.org es una plataforma digital donde cualquier persona puede abrir una petición y recolectar firmas. Al momento, en este sitio se encuentran cinco peticiones relativas a la designación de Rosario Piedra al frente de la CNDH.

Las dos que solicitan su renuncia y protestan en contra del proceso mediante el cual fue elegida suman (al momento de redactar esta nota) 24 mil 885 firmas.

En marcado contraste, las tres peticiones que defienden su designación suman apenas 441 firmas.

La petición “No al fraude ni una CNDH carnal”, lanzada por Teresa Vale (ex candidata a diputada y escritora), el 10 de noviembre pasado, tiene 22 mil seis firmas. A su vez, la petición “Rosario Piedra, tres razones éticas para renunciar a la CNDH y proteger su autonomía”, lanzada el 16 de noviembre, tiene 2 mil 879 firmas. Esta petición fue creada por la ONG Red por los Derechos de la Infancia.

Al momento de revisar los datos para la presente nota, las firmas continuaban acumulándose.

Por su parte, la petición “Respaldo a Rosario Piedra Ibarra como titular de la CNDH”, lanzada por Boris Berenzon Gorn, tiene, al momento, 338 firmas. Boris Berenzon es un académico que actualmente trabaja en Conacyt, incorporado por Elena Álvarez-Buylla.

Berenzon fue acusado de plagio en 2013 por el investigador Juan Manuel Aurrecoechea. El investigador acusó a Berenzon de haber plagiado 18 párrafos de su libro Puros Cuentos. Luego de hacerse público el caso, Berenzon fue destituido de su plaza como profesor en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM. El 31 de agosto pasado se unió al equipo de Álvarez Buylla para luchar “contra la ciencia neo-liberal”.

La segunda petición a favor de Piedra Ibarra es “Exigimos respeto a la elección de Rosario Piedra”, creada por Maricruz Ocampo. Esta petición tiene 88 firmas. Maricruz Ocampo se define como “feminista apartidista” y es parte del Centro Latinoamericano para la Paz, la Cooperación y el Desarrollo (Celapaz). 

La tercera petición se llama “Alto al chantaje del PAN, respeto a la elección legal de Rosario Piedra Ibarra a la CNDH” y solo obtuvo 15 firmas. La creó una cuenta sin foto de perfil ni referencias llamada Derechos en Acción.

La petición más exitosa, la de Teresa Vale, manifiesta que “la bien conocida y documentada cercanía así como las coincidencias partidistas de la Sra. Piedra Ibarra con Morena y con el propio presidente López Obrador no son los mejores augurios para vislumbrar un ejercicio equilibrado, ético y ajeno a los conflictos de intereses en su función como presidenta de la CNDH”, a lo que se suma el cuestionado proceso electoral realizado en el Senado.

“La llamada Cuarta Transformación a lo largo de estos 11 meses se ha empeñado en desaparecer, disminuir  o desmantelar a los órganos autónomos con el propósito de que nadie se oponga a la concentración del poder que al parecer es una de las obsesiones del régimen. Nos oponemos a esto decidida y resueltamente” agrega. Y solicitaba (hace una semana) que el proceso electoral fuera repuesto. No fue así, ya que días después Piedra Ibarra tomó posesión.

La petición creada por la Red por los Derechos de la Infancia también tiene una semana. En ella se pide “respetuosamente” a Rosario Piedra renunciar a la CNDH.

“Una premisa fundamental para que pueda desempeñar esta labor es la Autonomía Constitucional, es decir, la Presidencia de la CNDH no puede estar al servicio, en vínculo político o bajo presiones de las autoridades y quienes gobiernan al país, porque anula su objeto esencial: la protección, observancia, promoción, estudio y divulgación de los derechos humanos que ampara el orden jurídico mexicano.

“Rosario, tú como familiar de una víctima sabes cuánta falta hacen instituciones alejadas del poder político y partidista. Sabemos de tu compromiso con la justicia y de tu lucha de años en contra de las violaciones a los derechos humanos. También respetamos que hayas optado por la militancia política para transformar a México. Sin embargo, la ley es muy clara en el Capítulo II. De la elección, facultades y obligaciones del Presidente de la Comisión en el párrafo “IV.- No desempeñar, ni haber desempeñado cargo de dirección nacional o estatal, en algún partido político en el año anterior a su designación” porque afecta su independencia”, manifiesta.

La Red le dice a Piedra: “Tus primeras declaraciones después del nombramiento ampliamente impugando por víctimas, organizaciones sociales, defensoras de derechos humanos y legisladores, vuelven a dejar claro que careces de una opinión actualizada y autónoma para la protección, observancia, promoción, estudio y divulgación de los derechos humanos que ampara el orden jurídico mexicano”. 

En tanto, la petición de Berenzon señala que “la trayectoria de Rosario está ampliamente documentada y extensamente avalada, incluyendo su trabajo en el Comité Eureka, colectivo de especial relevancia en la lucha por los derechos humanos en el país. Esta trayectoria y testimonio le da a ella la suficiente autoridad moral para que quienes defendemos los derechos humanos y para quienes hemos sido víctima de sus violaciones, estemos optimistas y aplaudamos su elección. Para quien funda sus opiniones con criterios de verdad, la autonomía de Rosario no puede ponerse en duda. Para muchas y muchos es precisamente el perfil de luchadora social de Rosario lo que puede asegurar una CNDH que verdaderamente defienda los derechos humanos de todas y todos”.

Y anuncia que “acudiremos el próximo martes 12 (de noviembre) al Senado de la República, a acompañar con orgullo a la compañera Rosario Piedra Ibarra, para que haga la protesta de Ley”, tal como ocurrió, entre empujones y gritos.

En tanto, la petición de la feminista “apartidista” Maricruz Guerrero exige un alto al “secuestro de la CNDH por la fracción del PAN en el Senado”.

Acusa a dicho partido de boicotear y difamar a Rosario Piedra, para “montarse en una plataforma mediática que les dé la visibilidad que no han merecido por su trabajo parlamentario”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password