Sigue el retraso de Conacyt en la entrega de ventiladores “mexicanos”

El compromiso hecho desde el año pasado por la titular de Conacyt, Elena Álvarez-Buylla, para entregar al sistema de salud al menos 700 ventiladores mecánicos desarrollados en México lleva un retraso de más de 10 meses, según información oficial, disponible vía transparencia.

De acuerdo con un reporte del diario Reforma, Conacyt informó en abril de 2020 que se encontraban en desarrollo mil ventiladores mecánicos para atender la emergencia sanitaria por la COVID-19.  De esos mil, la titular de Conacyt prometió que en un mes, es decir, en mayo de 2020, se entregarían 700.

Pero ya es mayo de 2021 y no se han entregado los supuestos mil ventiladores en fabricación. Es más, ni siquiera se ha cumplido la meta de los 700, ofrecidos hace un año, puesto que según el reporte, en marzo de este año solo se habían entregado al sector salud 559. Es decir, una falta de 141.

Pero si se considera que la meta total era de mil ventiladores, Conacyt ha fallado en la entrega de 441.

Además, según médicos y profesionales de la salud que utilizaron los ventiladores de “tecnología mexicana”, estos desarrollos no cuentan con los estándares de calidad que se requiere para atender debidamente a los pacientes que sufren de insuficiencia respiratoria provocada por la COVID-19.

De hecho, el principal valor que Álvarez-Buylla destacó en los ventiladores, fue su costo significativamente menor comparado con ventiladores fabricados en otros países.

Es importante destacar que para este gobierno lo principal es el ahorro, la “austeridad”, aun cuando eso impacte en la calidad de productos y servicios.

En julio de 2020, la funcionaria, que ha concitado el rechazo casi unánime de la comunidad científica en su contra, anunció que se estaban desarrollando mil ventiladores de dos modelos distintos.

Y, tal como ocurre con la supuesta “vacuna mexicana”, llamada “Patria”, en el anuncio destacó el nombre nacionalista del equipo.

Así, la funcionaria dijo que: “Uno, 100% del Estado mexicano, con una patente, la primera en este tipo de equipo, de patente estatal, el Ehécatl 4T; el otro, en colaboración con la empresa Dydetec, Gätsi, también un equipo de alta especialidad. Ambos comparten un alto grado de seguridad biomédica, de calidad, de sensores de control, ventilación controlada por presión y volumen, fácil limpieza”.

Y aunque se han entregado algunos ventiladores a diversos hospitales, la mayoría de ellos son de tecnología extranjera. En tanto que la producción del Ehécatl 4T lleva significativo retraso, además de que su tecnología ha sido muy criticada.

En redes critican el ventilador del Conacyt; lo comparan con una bolsa autoinflable

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password