Reforma eléctrica de AMLO, “una trampa”: Anaya; la Coparmex rechaza ataques y pide energía limpia

Con su propuesta de reforma eléctrica el presidente miente, consideró Ricardo Anaya, mientras que la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) rechazó ataques contra empresarios y consideró que en la generación de energía es necesaria la inversión privada.

En un video presentado en redes sociales, Anaya recordó que, según López Obrador, las empresas Oxxo, Bimbo y Walmart pagan un peso por kilowatt hora, mientras que los hogares pagan cinco pesos.

“Si esto fuera cierto, estaría mal, pero son mentiras”, afirmó Anaya, quien recomendó que se revise el recibo de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y se podrá ver que la tarifa real está entre 0.88 y 1 peso: “¿Pues no que cinco pesos?”, preguntó el político. Y comentó que esta tarifa alta sólo la paga el 3 por ciento de los usuarios, que son los más ricos, “lo que no está mal”.

Desmintió que las empresas paguen un peso, porque “gastaron millones y millones para tener sus propios paneles solares y sus propios aerogeneradores”. Entonces lo que ocurre es que, explicó Anaya, no es que paguen un peso sino que “no le compran la luz al gobierno de López Obrador”, al que sólo le pagan la transmisión.

Según Anaya, el asunto de que las empresas pagan un peso y los hogares cinco es sólo para distraer, porque el gobierno de López Obrador genera electricidad sucia y cara, lo que ejemplificó con la termoeléctrica de Tula, Hidalgo, que produce con un costo de 2.31 pesos el kilowatt hora.

Por el contrario, planteó energía producida de forma limpia y barata, con paneles solares, aerogeneradores, que puede llegar a costar hasta 39 centavos, es decir, seis veces menos que el costo de Tula.

Las dos razones que, según Anaya, tiene López Obrador para preferir la energía sucia y cara son su obsesión por tener todo el control: “Si tiene el control sobre la electricidad tiene el control sobre las empresas”.

La segunda es que el presidente “sabe que su reforma es tan absurda que él sabe que no se va a aprobar”, tras lo cual, anunció Anaya, “te va a decir en la mañanera: ‘Yo quería bajar el precio de la luz para ayudar al pueblo, pero los de la oposición, que son malos, no me dejaron’. Esa es la verdadera trampa”.

La única forma en que podría pasar la reforma, aseguró el político, es “porque se fracturó la oposición, y eso está bien para López Obrador”. Por ello pidió a los opositores que “no se dejen intimidar”.

Por su parte, la Coparmex rechazó las múltiples expresiones que diversos sectores han tenido contra los empresarios, y desmintió que no paguen la energía y que no inviertan en ella, como han aseverado sectores oficialistas.

Así, en un comunicado, la organización patronal expresó que “rechazamos categóricamente cualquier tipo de descalificación y señalamiento sin fundamento en contra de las empresas e inversionistas. Estas imputaciones irresponsables en contra de un sector no abonan al crecimiento de nuestro país y al interés común de impulsar el avance de la industria eléctrica —particularmente de la CFE— en condiciones de justicia, donde se respete el Estado de Derecho y se promueva la libre competencia”.

Manifestó que es falso que los empresarios no paguen ni inviertan en energía, pero que si hay errores y abusos se deben señalar y corregirse con base en la ley.

Por el contrario, la Coparmex se manifestó a favor del diálogo y una colaboración respetuosa para que, “desde el fortalecimiento de la CFE, nuestro país alcance la seguridad energética, necesaria para elevar la calidad de vida de los mexicanos y para favorecer la creación de nuevas empresas y empleos”.

Sin embargo, la Confederación señaló que alcanzar un servicio de mayor calidad y a mejor precio a corto plazo con la CFE es “imposible”, ya que carece de recursos.

Debido a ello, consideró que en la generación de energía la labor de la CFE debe ser complementada con inversión privada, “principalmente de energías verdes cuyos procesos de producción son menos contaminantes y de bajo costo”.

Finalmente, la Coparmex solicitó a los legisladores que “tomen en cuenta todas y cada una de las implicaciones negativas —jurídicas y de inversión— que tendría el país si aprueban esta reforma tal como fue presentada”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password