Recomendamos: Vacunas, gandallas, fletes y mudanzas, por Gil Gamés

Foto: Cuartoscuro

Repantigado en el mullido sillón del amplísimo estudio, Gil pensaba en Juan de Mairena, sombra, alter ego, desdoblamiento de Antonio Machado. Un día, Mairena escribió esto: “¡Qué difícil es / cuando todo baja / no bajar también!”. Así se siente Gilga en estos días: abajo, porque todo ha bajado a las simas oscuras del horror (poetry). Gamés recordó al Presidente caminando en Palacio y afirmando (ah, los gerundios) que la estrategia contra la pandemia sería la misma. Sí, la misma que ha costado más de 150 mil vidas humanas y casi dos millones de contagios.

En ésas estaba Gilga cuando leyó en su revista Proceso y en un reportaje de Rodrigo Vera que el gobierno mexicano ha anunciado la compra de muchas vacunas de todos los sabores y colores para combatir el covid. Pero nomás no llegan. Los números son escalofriantes: no se ha vacunado ni a 700 mil mexicanos y mexicanas, los empleados de la Secretaría de Salud y del IMSS suman más o menos 800 mil personas. Los números no son el fuerte del subsecretario López-Gatell.

Según la nota de Vera en el sitio de su revista Proceso, el presidente Liópez Obrador le llamó al presidente Biden con la intención de comprarle “el biológico”, que así le dicen. Afirma Vera que Biden le respondió al Presidente que con la pena, pero que primero tenía que vacunar a los suyos.

Gil meditó: ¿pues qué querían? Primero, el Presidente de México le negó durante días el reconocimiento del triunfo electoral a Biden, luego expresó su desacuerdo con los dueños de las redes sociales que bajaron a Trump. Y para cerrar bien y bonito nunca condenó el asalto al Capitolio. Y al final: Buenas tardes, de que si nos vende unas vacunas. Una recepcionista de fletes y mudanzas no lo habría hecho peor.

Gandallas

El semanario alemán Der Spiegel publicó en su versión en inglés un artículo inquietante: ¿Cómo han acaparado vacunas los países desarrollados? Firmado por Laura Höflinger, Katrin Kuntz y Fritz Schaap, el reportaje cuenta: “Una iniciativa global fue lanzada con el fin de asegurar que los países más pobres pudieran tener acceso justo a las vacunas del coronavirus una vez que fueran desarrolladas. En lugar de eso, los países occidentales hicieron compras de pánico del producto actualmente disponible y eso podría ser económica y políticamente devastador en términos de vidas humanas”.

Poderoso caballero y si es con sobreprecio, más. La comunidad internacional estableció Covax, un consorcio privado y de patrocinadores gubernamentales para distribuir la vacuna (…) su meta es distribuir 2 mil millones de vacunas para finales de 2021… “Nadie está a salvo hasta que todos estén a salvo”, dice el lema de la iniciativa.

Gil lo sabe: la solidaridad se come con papas. De acuerdo con el Duke Global Health Institute, 16% de la población mundial aseguró 60% de las vacunas disponibles. En lugar de apoyarse en Covax, la Unión Europea, Gran Bretaña y Canadá han ordenado grandes cantidades directamente de los fabricantes, bloqueando así el mercado. Los precios están subiendo. Y ahora que las campañas de vacunación en Europa, Estados Unidos y el resto del mundo desarrollado están sufriendo retraso, a nadie le interesa compartir dosis.

A ver a qué horas

Lean esto y si están parados siéntense, si están sentados párense (sin chistes, por favor): “Al mismo tiempo, países como Ucrania, Mozambique o Colombia deberán esperar hasta 2023 antes de que haya suficientes vacunas disponibles para toda su población (…) Un nuevo estudio de la Cámara de Comercio Internacional advierte que la distribución inequitativa de vacunas podría ocasionar entre 1.8 y 3.8 billones de dólares en pérdidas a la economía global y eso suponiendo que los países en vías de desarrollo puedan vacunar a la mitad de su población a finales de año, pero si los países pobres son excluidos de la vacuna, el daño a la economía mundial podría exceder los 9 billones”.

“La compañía farmacéutica AstraZeneca anunció que sólo podría entregar 31 millones de dosis de la vacuna a la Unión Europea a finales de marzo en lugar de 80 millones como se había comprometido. La gente en toda la Unión Europea está furiosa de que el progreso en la vacunación haya sido tan lento”.

Ver más en Milenio

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password