Recomendamos también: Adiós al Corredor, por Gil Gamés

Nacional

Repantigado en el mullido sillón del amplísimo estudio, Gil leyó en sus periódicos de papel que los vecinos de la delegación Cuauhtémoc votarían para decidir si el Proyecto de Corredor Cultural Chapultepec-Zona Rosa, que de corredor tiene todo y de cultural nada, obtiene el acuerdo de quienes viven en esa delegación. La noticia: el Instituto Electoral del DF “ha organizado un ejercicio de participación ciudadana con las mismas características de una elección constitucional”. Por cierto, Gamés quiere realizar una consulta de “corte” constitucional para decidir si debe instalarse en el amplísimo estudio un nuevo librero. 


Apenas se supo de la presencia de carpinteros, en la casa de ustedes hubo una seria oposición. ¿Para qué un librero nuevo, si los viejos bastan y sobran? En resumen: se le consideró un acto de autoritarismo.


La pregunta será clara como el agua: ¿Quiere usted un nuevo librero que le ocasionará innumerables problemas? O bien: ¿quiere usted un nuevo librero que le traerá muchas ventajas a su vida? Un lamento desgarrador se escuchó en el amplísimo estudio: ay, mis hijos consultados.


Los vecinos han calificado la consulta como una farsa. Como lo oyen. 


Que votarán los ambulantes, que todo será una trampa, que todo está mal, que el mundo se va a acabar. Bueno, no se va a acabar, pero como si se acabara pues la consulta se sostiene en sucias trapacerías.


http://www.elfinanciero.com.mx/opinion/adios-al-corredor.html

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password