Recomendamos también: Meterla doblada, por Luis Cárdenas

Como pocos en México, Paco Ignacio Taibo II ha sido un gran divulgador cultural.

Aunque hoy le pese, aunque le moleste lo fifí del término, aunque ahora se envuelva en una bandera revolucionaria que ha conquistado el poder, Taibo II ha forjado su éxito como escritor, como crítico, como intelectual y como divulgador desde, y con el apoyo, de la sociedad civil.

Paco Ignacio Taibo II usó la acepción sexual de “meterla doblada” cuando ayer se refirió a su victoria en el Congreso para eliminar los obstáculos legales que le impedían presidir el Fondo de Cultura Económica, él mismo se autonombró como un lépero, como les ganó a los que también llamó culeros, entonces se las metió doblada. Más claro: su miembro erecto los penetró, violó, quizá sodomizó y a costa de su dolor y sufrimiento él, Taibo II, obtuvo un placer que le hubiese sido negado por las buenas. ¡Vaya metáfora para el gobierno que propone una Constitución Moral!

Aún sin ser el futuro director del FCE, como intelectual, como escritor y como figura pública la frase también le hubiera costado en una sociedad cada vez más abierta a la igualdad de género y adversa a la violencia en el lenguaje, máxime en cuanto a la violencia sexual se refiere, “meterla doblada” así como se dijo es, a todas luces, misógina: el que penetra tiene poder sobre quién es penetrado, así como los violadores tienen poder sobre las mujeres violadas, porque, a diferencia de lo dicho por el fallecido Marcelino Perelló, ex líder del movimiento del 68, “si no hay verga, no hay violación”, aquí, meterla doblada, claramente hace referencia a los miembros viriles del movimiento triunfante, sí hay verga, muchas vergas.

Pero, genitales aparte, la cosa se vuelve grave cuando viene del próximo director de una institución pilar en la cultura mexicana, Paco Ignacio Taibo II no habla ya por él, habla por la institución, que ahora sabemos tendrá la encomienda de meterla doblada a los proyectos que no comulguen con su particular visión del país, de la economía, de la política y de la sociedad, supongo que los proyectos críticos sobre el populismo, el socialismo o el comunismo, por ejemplo, tendrán el mismo destino que los pitillos consumidos en el cenicero por su director.

Lo peor es el malabarismo democrático que llega al extremo de la sandez, la borricada de la 4T que sufre delirios de persecución, la parte más dogmática, más ideologizada y más sectaria defiende al escritor otorgándole un fuero por el número de obras publicadas, cito algunos tuits: “cuando publiques 60 libros, puedes tener derecho a decir eso y más”, “él siempre ha sido así, los conservadores se asustan” “¿y los 250 mil muertos y la Casa Blanca, qué?”.

Más información: https://bit.ly/2RiTvYB

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password