Recomendamos también: El caos del plan (es un decir) de vacunación, por Salvador Camarena

Foto: Cuartoscuro

En el sitio del diario The New York Times hay un reporte diario del avance de la vacunación en Estados Unidos. Al corte de ayer, se reportaba 15% de población con al menos una dosis, y 7% con las dos aplicaciones. Y se puede revisar, mediante un gráfico interactivo, los datos de la inmunización estado por estado. (https://www.nytimes.com/interactive/2020/us/covid-19-vaccine-doses.html )

En contraste, en el sitio de internet del gobierno mexicano dedicado al coronavirus hay un mapa de Google con muchas bolitas verdes que representan, según se lee ahí, los “municipios de inicio de la segunda etapa de vacunación en México: vacunas para personas adultas mayores”. Está medio furris la realización, pero eso sería lo de menos. Lo relevante es que, por ejemplo, vas y buscas a Puerto Vallarta, Jalisco, y no tiene bolita. Al lado sí hay una, que corresponde –y así lo dice– a Bahía de Banderas, Nayarit. La realidad es que en el famoso destino jalisciense ya ha iniciado la vacunación, pero en Bahía de Banderas, a pesar de lo que diga el mapa, no se han aplicado vacunas. Y es apenas un indicio de lo mal que va la vacunación en nuestro país.

En ese mismo sitio de internet del gobierno mexicano (https://coronavirus.gob.mx/vacunacion-covid/ ) se puede descargar el documento Política Nacional de Vacunación contra el virus SARS-CoV-2, para la Prevención de la Covid-19 en México. Documento Rector. Se trata de la versión 4.0 y está fechado el 11 de enero pasado.

Ahí se establece que la prelación de las vacunas será: 1) “personal sanitario que enfrenta Covid-19, estimado en un millón de personas”; 2) personas adultas mayores –14.4 millones–; 3) personas con comorbilidades; 4) personal docente en entidades federativas en semáforo verde y 5) resto de la población.

Ese plan quería que para el último día de febrero estuvieran cubiertos el millón 100 mil trabajadores de la salud “de primera línea” contra Covid-19. En el reporte sanitario presentado en Palacio Nacional el 27 de febrero se da cuenta de que la meta se ha incumplido en prácticamente 50 por ciento. Del millón 100 mil que se pretendía vacunar, sólo han recibido las dos dosis 565 mil 377 personas (con una dosis les falta un cuarto de millón: apenas llevan 751 mil 178 vacunados).

La etapa 2, la de adultos mayores, tenía contemplado iniciar en febrero y así ocurrió. Sin embargo, el primer objetivo de esa masificación de las vacunas era inmunizar “a 3 millones de personas adultas mayores que residen en áreas rurales y gradualmente continuar a ciudades de pequeño y mediano tamaño hasta llegar a las áreas metropolitanas y completar la meta para esta etapa”. Tres millones de un universo, reitero, de 14.4 millones a completarse en abril. Al reporte del sábado, sólo habían recibido la primera dosis un millón 49 mil 393 adultos mayores. O sea, faltan de una primera dosis más de 13 millones de adultos mayores. Y luego las segundas dosis.

El propio gobierno incumplió la prelación que había establecido y antes de que correspondiera aplicó, en la última semana de enero, la primera dosis a 17 mil 463 profesores de Campeche. Recién arrancó la aplicación de la segunda, con lo que disminuye el riesgo de rebasar el tiempo máximo recomendado entre dosis (42 días). Se trata de vacunas Pfizer, de las cuales México no ha recibido dosis suficientes para el personal sanitario (2.2 millones).

El gobierno incumplió, pues, la primera etapa de la vacunación, va lento en la segunda y prefirió comenzar la cuarta antes que concluir la primera. Así arrancamos el año 2 de la pandemia.

Ver más en El Financiero

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password