Recomendamos también: Deben los periodistas enfrentar al Presidente, recomiendan

En la presidencia de Andrés Manuel López Obrador, el ejercicio informativo más importante es la conferencia mañanera, misma que según la organización Amnistía Internacional (AI) contribuyen a generar un ambiente hostil en contra de los comunicadores y en ocasiones son respuestas masivas en redes sociales.

Sobre el contenido de estas conferencias, Luis Carlos Ugalde Ramírez, director de la Consultaría Integralia y exconsejero presidente del IFE, comentó que es un escenario donde “pseudo periodistas” de redes sociales le hacen de porristas al presidente.

“Observo que el promedio de las preguntas que se hacen al presidente de la República, les falta sustancia, focalización, vigor y astucia investigadora, inclusive valor y agallas para contrastar, para exigirle que responda y evitar salga por la tangente; 80 por ciento de las preguntas son superficiales, mal planteadas, mal elaboradas y dejan que el presidente diga lo que quiera”, dijo.

Pero no sólo eso, también está el contenido de las respuestas. De acuerdo a un estudio de Integralia, de las 306 declaraciones verificadas del Ejecutivo, del 11 de febrero al 22 de noviembre de 2019, 34 por ciento (103) fueron verdaderas; 26 por ciento (80) falsas; 22 por ciento (66) parcialmente verdaderas; y 19 por ciento restante (57) falta información para verificar.

Uno de los acontecimientos donde más se notó el centralismo de la información fue el operativo en Culiacán, Sinaloa, donde tras la detención de Ovidio Guzmán, las fuerzas de seguridad federal dejaron libre al hijo de Joaquín El Chapo Guzmán.

“En primer lugar está haciendo una estrategia de suplir los mecanismos de transparencia por su palabra. En la que si él se presenta como un tipo honesto y bueno, la siguiente parte es que se infiera la pregunta ¿para qué necesitamos oficinas de prensa? o ¿para qué necesitamos transparencia?, ¿para qué necesitamos alguien que esté cubriendo una fuente presidencial?”, dijo Fernando Dworak, analista político.

El especialista recordó lo ocurrido en Sinaloa el 17 de octubre, tras el fracaso del operativo para detener a Ovidio Guzmán, cuando el Ejecutivo en lugar de mantener un equipo de comunicación que pudiera dar una postura para informar a la sociedad, prefirió irse a Oaxaca a que le cantaran niños indígenas, con lo que consideró que López Obrador está tratando de transmitir una imagen de sí mismo, más allá de lo que pase en el país.

Más información: http://bit.ly/2Mt8Mpa

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password