Recomendamos también: Asesinos impunes, por Gil Gamés

Foto: Carlos Ayala

Gil no da crédito y cobranza. El asesinato de los estudiantes de Ayotzinapa pasó de la tragedia a la crueldad. Estos extremos no excluyen la conveniencia de quienes han llevado agua al molino de la simulación y el negocio. El tiempo reveló además una investigación desastrosa que provocó que los asesinos se encuentren en libertad por la orden de un juez que admitió que los errores y omisiones de la Procuraduría General de la República eran insalvables.

A Gamés le parece una crueldad insistir en la búsqueda de los 43 jóvenes cuando lo que debe aclararse es su asesinato. El 26 de septiembre de 2014, los autobuses en los que viajaban estudiantes normalistas de Ayotzinapa fueron atacados por policías locales e integrantes de grupos criminales. Los policías municipales aseguraron a los jóvenes, y de acuerdo con la versión de la extinta Procuraduría General de la República, los entregaron a un grupo criminal. Los asesinos los mataron y los quemaron. No hay otra investigación.

Dirán la misa revolucionaria, pero quienes trabajaron con dinero del gobierno, por cierto, contra la investigación, abrieron la puerta de la cárcel donde estaban presos El Cabo Gil y sus cómplices. Sí: Gamés piensa en el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes. No dice Gilga que ellos sean los culpables de la liberación de los asesinos, pero no deja de sorprender a Gamés que el GIEI haya trabajado en favor de la libertad de los criminales. Los asesinos, impunes.

¿Qué buscamos?

Mientras más lee sobre el asunto, menos le entra en la cabeza a Gamés el discurso de la búsqueda de los 43 jóvenes y el desprecio interesado de su asesinato. Buscamos a los culpables de un tremendo crimen, no a los 43. En fon. El Presidente anunció que, tras la liberación de policías ligados al caso Ayotzinapa, solicitó una reunión con autoridades de la Fiscalía General de la República y del Poder Judicial para abordar el tema. “Desde ayer se hizo un pronunciamiento, antier se hizo un pronunciamiento, expresando nuestra queja tanto al Poder Judicial como pidiendo la intervención de la Fiscalía. Hoy vamos a tener una reunión con ese propósito entre el Ejecutivo, Poder Judicial y Fiscalía (…). Se va a revisar el caso, ya la Fiscalía ha presentado denuncias, abrió investigación sobre estos asuntos y están dispuestos a revisar este tema de acuerdo con sus facultades y su autonomía”.

O sea, un lío: si se violó el debido proceso, los asesinos no volverán a pisar la cárcel. Una obra de teatro macabra.

Más información: http://bit.ly/2kHCZGH

 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password