Premio Nacional de Protección Nacional

Recomendamos también: ‘Ah, l’amour’, por Gil Gamés

Imagen: P!XERS

Gil cerraba la semana convertido en crema amarga. Sí, crema amarga. Así caminaba sobre la duela de cedro blanco de un extremo a otro del amplísimo estudio. En uno de esos viajes encontró un misterioso sobre en el piso. Lo abrió y encontró un cernido de aforismos sobre el amor. Los subrayados no venían firmados por el lector que los eligió, solo un aviso. “Úsense en caso de incendio”. Gil arroja a este pedazo de la página del fondo algunas de estas máximas:

El amor es el pasatiempo de los ociosos.

—Diógenes

···

El amor que a menudo corrompe los corazones puros, purifica algunas veces a los corazones corrompidos.

—Latena

···

El amor es un sentimiento independiente que la prudencia puede hacer evitar, pero que no podrá vencer.

—Duclos

···

En amor, los que fingen estar enamorados, triunfan.

—Ninon de Lenclos

···

Gústanme esos enamorados que no escriben el nombre de su amada en ningún tronco de un árbol, que no le confían a ningún eco, y, que, aun cuando duermen, les asedia el temor de que un ensueño les obligue a pronunciarlo.

—Gautier

···

El amor en el matrimonio sería la realización de un sueño hermoso si a menudo no fuera su propio fin.

—A. Karr

···

En amor, los grandes placeres tocan de cerca los grandes dolores.

—Mlle. De Lespinasse

···

Cuanto más se ama a una querida, más cerca se está de odiarla.

—La Rochefoucauld

···

A menudo dos amantes se enamoran el uno del otro por cualidades que no tienen; y se separan por defectos que tampoco tienen.

—Sterne

···

La galantería es una debilidad del corazón, o, tal vez, un vicio del organismo.

—La Bruyére

Más información: http://bit.ly/2EKN2kN

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password