Recomendamos: Ricardo Piglia, por Gil Gamés

Nacional

Había muerto Ricardo Piglia (1941-2017), el escritor argentino. Gil caminó sobre la duela de cedro blanco rumbo a la Mesa de las Novedades y encontró en la parte baja de una torre, como si fueran los cimientos, un libro de la editorial Sexto Piso publicado a finales del año 2015: La forma inicial. Conversación en Princeton, una serie de pláticas en las cuales Piglia habla de la lectura, las letras, el relato, la vanguardia. Gamés ha sido un buen lector de Piglia: leyó Respiración artificial, Plata quemada, Blanco nocturno, El camino de ida y Los diarios de Emilio Renzi. Gil no necesita leer más para saber que Piglia ha sido un gran escritor. Del libro de La forma inicial, Gamés trae un puñado de citas sobre la lectura en nuestros tiempos.


¿Qué es lo que persiste de las formas de leer y qué es lo que se ha transformado? Yo tiendo a pensar que el modo de leer —desde la perspectiva que a mí me interesaba en el libro El último lector, 2005— no ha variado. Leer ha sido siempre pasar de un signo a otro. Puede haber cruces, cortes y virajes en la linealidad, pero la construcción del sentido, el modo de disfrazar los signos de leer, no ha cambiado. Es una práctica de larguísima duración.


La lectura no es lineal. El que lee se desvía, está en una red, el tiempo está fragmentado y es múltiple. Uno podría asociar esta posición con el movimiento en la ciudad, donde todo parece suceder al mismo tiempo. Por lo tanto, el lector no funciona como aquel que está aislado, o en cualquier escena de aislamiento que se pueda construir, sino que el lector está conectado a una red y eso la literatura ya lo empezó a mostrar mucho antes de que aparecieran las formas contemporáneas.


 


Más información en: http://bit.ly/2jfjkLh

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password