Recomendamos también: El Presidente reclama a la Corte y desconoce fallo, por Joaquín López Dóriga

Al llegar al poder, los hombres deben cambiar?

Florestán

La segunda sala de la Suprema Corte declaró infundada la impugnación que presentó el Presidente de la República y otras dos de legisladores de Morena, contra la suspensión a la Ley Federal de Remuneraciones otorgada por el ministro Alberto Pérez Dayán.

En la sesión de esa segunda sala, el miércoles, faltó la ministra Margarita Luna Ramos, que se va el martes, y fue llamado el ex presidente de la Corte, Luis María Aguilar Morales, quien fue el fiel de la balanza.

Por eliminar la suspensión de esa ley que establece a los servidores públicos un salario máximo de 108 mil pesos mensuales, para que nadie gane más que el Presidente, votaron los ministros Javier Laynez Potisek y Franco González Salas y por su ratificación, el autor, Pérez Dayán, Eduardo Medina Mora y quien dio el voto decisivo para romper el empate y decidir el caso 3-2 fue Aguilar Morales.

El asunto se llevará al pleno, que tendrá la decisión final. Mientras, la aplicación de la ley queda en suspenso.

Ante esto, López Obrador reaccionó duramente embistiendo a los ministros, como lo había hecho contra los magistrados del Tribunal Electoral al validar el triunfo de Martha Érika Alonso como gobernadora de Puebla, el pasado 8 de diciembre, que calificó de antidemocrático y equivocado.

Ayer declaró: Considero que (el fallo) no se ajusta a lo que tiene que hacer la Corte ni a la conducta de quienes imparten justicia. No vamos a modificar nuestro plan: se reducen los sueldos de altos funcionarios.

Y así, de nuevo, dejó ver su carácter y rechazo a las decisiones de otros poderes soberanos y organismos autónomos que contradicen sus deseos y decisiones, como ha hecho siempre. Pero ahora de Presidente de la República.

Más información: http://bit.ly/2Ed6FSQ

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password