Recomendamos: Míenteme más, por Gil Gamés

Gil estaba repantigado en el mullido sillón del amplísimo estudio sin meterse con nadie. Por razones desconocidas que no aclararía ni el mismísimo doctor Freud, Gamés cantaba la vieja canción de Armando Domínguez: “Voy viviendo ya de tus mentiras / sé que tu cariño no es sincero / sé que mientes al rezar / y mientes al decir el pueblo”, ¿o cómo era? “¿Y qué más da? / la vida es solo una mentira / Miénteme más / que me hace tu maldad feliz”. Gil estaba a duro y dale recordando antiguos momentos del ayer (hay antiguos momentos del mañana).

La realidad siempre se interpone cuando Gil sueña. Como dijo Balzac: volvamos a la realidad, hablemos del gobierno del presidente Liópez Obrador. Gilga revisa el discurso del Presidente en el Zócalo. De entre todo lo que oyó Gamés hay una verdad y la leyó en su periódico MILENIO en una nota de Jannet López Ponce: “Al final de su discurso de una hora y 28 minutos agradeció el respaldo del pueblo de México, su ‘ángel de la guarda’, no dijo ‘dulce compañía, no me desampares ni de noche ni de día’”.

Gilga insiste, esto no lo dijo el Presidente; rayos (del Necaxa), ya nadie cita en tiempo y forma. Pero volvamos a la verdad, una de las pocas que pronunció el Presidente según Gil y que López Ponce puso así: en diciembre de 2020 estarán establecidas las bases de las cuarta transformación y será prácticamenre imposible que la oposición pueda revertir la patria nueva. Anjá. De acuerdo con la gran empresa de demoliciones que ahora llamamos gobierno esto puede convertirse en una verdad. Pero esperen, no se vayan.

Otros datos

El Presidente siguió: “la patria nueva no volverá a la corrupción, a la descomposición institucional y social, a los fraudes electorales o a la fallida estrategia de seguridad de ‘mátalos en caliente’”. Esto que cita Gamés ya no es parte de la verdad sino, un pedazo de la canción de Armando Domínguez: miénteme más. Precisamente el tiempo de la creación de las instituciones mexicanas, de las elecciones limpias y competidas, al Presidente le parece una época de descomposición. Pues con la pena, pero niguas, los hechos desmienten los dichos de Liópez Obrador. No se vayan: dice el Presidente que no volverá la estrategia fallida de seguridad.

Aquí vamos, abróchense los cinturones. En una nota de Eduardo Hernández y la redacción de su periódico MILENIO puede leerse que “noviembre registró 2 mil 229 homicidios dolosos en el país, con lo que el primer año de gobierno del presidente Andrés Manuel L(i)ópez Obrador terminó con 22 mil 319 casos.

Hernández documenta: “El mes cerró con un enfrentamiento en Coahuila entre presuntos integrantes del cártel del Noreste y policías estatales que dejó 10 supuestos sicarios y 4 agentes muertos, seis elementos de seguridad heridos y varias personas desaparecidas.”

Más información: http://bit.ly/2YgGVNY

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password