Recomendamos: Los enredos de Rosario Piedra, por Joaquín López Dóriga

No hay vida sin muerte
ni muerte sin vida.
Florestán

Por ley, la CNDH tiene que nombrar a dos de los siete integrantes del Comité Técnico de Evaluación para la elección de consejeros del INE. Por eso Rosario Piedra dirigió ayer un oficio a Mario Delgado, presidente de la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados, en que le anunciaba que: este organismo ha tenido a bien designar como integrantes de ese comité a la C. Carla Astrid Humphrey Jordan y al C. John Mill Ackerman Rose. Y firmaba ella misma.

En cuanto se conoció el oficio se desató una serie de críticas por el perfil partidista de Ackerman, integrante del Consejo del Instituto de Formación Política de Morena y el más conocido intelectual y promotor de la 4T, en lo que está en todo su derecho.

Ante ese oficio de Piedra, Ackerman aceptó el nombramiento con honor y orgullo, y Delgado subió un tuit confirmando la recepción del oficio de la CNDH con sus dos propuestas.

Y en eso estábamos cuando después de las 5 de la tarde, luego de que Delgado confirmara la propuesta y Ackerman aceptara la designación, la misma Piedra subió otro tuit negando todo: La CNDH informa que no ha hecho ningún nombramiento. En cuanto se entregue la notificación a la Cámara de Diputados se harán públicos los dos nombres de quienes integrarán el Comité Técnico de Evaluación del INE.

Y mentía porque ya los había hecho, pues el oficio fue recibido en la Cámara a las 15:21 y su tuit negándolo fue dos horas después, lo que confirma la falta de oficio con la que operan, además de que la abogada Humphrey Jordan rechazó el nombramiento porque buscará ser consejera del INE, es decir, ni le preguntaron. Casi a las 9 de la noche Piedra propuso a Sara Lovera y ratificó a Ackerman.

De nuevo, como en su nombramiento en el Senado, privó la improvisación y el desaseo total en un procedimiento que debía ser transparente y ordenado.

RETALES

1. CAOS. Desorden total y falta de coordinación sobre la autorización del arribo a Cozumel de un crucero con 5 mil personas cuyo atraque fue negado en Jamaica y en Islas Caimán y con sospechas de un infectado de Coronavirus. Primero se la negaron, luego la autorizaron. Grave desorganización cuando ante el inevitable arribo del Covid-19;

Más información: http://bit.ly/2Tj4GCJ

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password