Recomendamos: La oposición busca unirse, por Pascal Beltrán del Río

Foto: Cuartoscuro

Arrasada por el lopezobradorismo en la elección de 2018, la oposición política busca, mediante la unificación de esfuerzos, recuperar algo del terreno perdido. Por lo pronto, PAN, PRI y PRD han anunciado una alianza en cuatro estados para competir por las gubernaturas que estarán en juego allí en 2021.

De acuerdo con Jesús Zambrano, presidente del PRD, la alianza contempla los estados de Baja California Sur, Michoacán, Sonora y San Luis Potosí. En los tres primeros estados, tocará al partido que actualmente tiene la gubernatura hacer una propuesta de candidato común, mientras que en el último de ellos se realizará una encuesta.

En Sonora es prácticamente un hecho –a decir de Zambrano– que el candidato a gobernador será el priista Ernesto Gándara.

Pese a que esta alianza podría ampliarse, para incluir candidaturas a diputados federales y cargos locales, el proyecto unificador parece limitado frente al cúmulo de posiciones en disputa. Por lo pronto, todavía no hay acuerdos que contemplen el resto de los estados, 15 en total, que tendrán elección de gobernador.

Incluso, si se pactara una alianza completa en esos cuatro estados, sólo sería para 28 diputaciones federales de mayoría relativa de un total de las 300 que se renovarán a nivel nacional (9.3%), 247 ayuntamientos de un total de mil 869 (13.2%) y 76 diputaciones locales de mayoría relativa de un total de 620 (12.2%).

El camino de las negociaciones es, pues, aún muy largo. Y de quedar así las cosas, el efecto sería limitado.

Aun así, ésta sería la primera ocasión en que estos tres partidos –que se repartieron las gubernaturas durante casi tres décadas—logran un acuerdo de unidad.

Para el PAN y el PRD, la historia es larga. Esos dos partidos han venido aliándose desde 1991, cuando Salvador Nava Martínez fue su candidato común a la gubernatura. Y pese a que esas alianzas cesaron durante los dos sexenios que Acción Nacional tuvo la Presidencia de la República, en 21 ocasiones han competido juntos por una gubernatura. En doce de ellas, la alianza ha triunfado, pero su momento menos productivo fue 2018, cuando PAN y PRD perdieron, ante Morena, tres de los cuatro gobiernos estatales por los que compitieron en unidad. Lo mismo sucedió en la elección para Presidente de la República.

De lo que fue aquella coalición de 2018 –Por México al Frente– ya desertó Movimiento Ciudadano, que anunció que irá por su cuenta en los comicios de 2021. Por su parte, PRI perdió al que había sido aliado desde 2003, el Partido Verde, que ahora forma parte de la Cuarta Transformación.

Así, pues, en 2021 habrá dos coaliciones en algunos estados. Por un lado, la del oficialismo (Morena-PT-PVEM); por otro, la de la oposición (PAN-PRI-PRD). El resto de los partidos competirá por cuenta propia, ya sea porque lo desea, como es el caso de Movimiento Ciudadano, o porque la ley lo impone, como sucederá con los partidos de nuevo registro.

Ver más en Excélsior

 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password