Recomendamos: El centro, en riesgo de volverse histórico ,por Héctor de Mauleón

El lunes 22 de junio la ciudad desayunó con la noticia de que una vieja casa de dos pisos se había desplomado en el centro de la ciudad de México. Era una vecindad -ubicada en Perú 48-formada por diez viviendas: los vecinos escucharon crujidos mientras se preparaban para salir a trabajar o a llevar a los niños a la escuela. Ninguno de ellos prestó atención.

Entonces sobrevino el colapso. Las notas de prensa hablaron de cuatro lesionados. Se dijo que los cilindros del gas habían sido asegurados para evitar explosiones y que las casas aledañas fueron desalojadas para garantizar la seguridad de los vecinos.

Ni una palabra sobre la edad o el pasado el edificio.

Ni el mínimo dato sobre la historia de algo que se perdió.

Horas más tarde la directora de Protección Civil de la delegación Cuauhtémoc, Arlette María Salyano, declaró que en la demarcación existen 800 inmuebles en riesgo, de los cuales cien están “en focos rojos”. “Cualquier inmueble construido antes de 1985 puede representar un nivel de riesgo”, afirmó.

Unos días antes del derrumbe había caminado por República del Perú durante la grabación del programa El Foco, y pasado frente al número 48 sin saber que aquella sería la última vez que miraba aquella casona. El edificio había atravesado tres siglos de la vida de México (los siglos XIX y XX, así como los tres lustros que lleva el siglo XXI). Ahora se ha ido para siempre -con la novedad de que pronto podrían acompañarlo un centenar de edificios más.

La magnífica Ciudad de los Palacios, según la bautizó el viajero inglés Charles Latrobe, comenzó a ser salvajemente demolida en el último tercio del siglo XIX. José E. Iturriaga escribió que esa ciudad había sufrido cuatro oleadas vandálicas a través de las cuales su belleza se vio aniquilada.

http://www.eluniversalmas.com.mx/columnas/2015/06/113361.php

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password